<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

¿Qué hacer tras un intento de suicidio? Claves para actuar a tiempo

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, cada año se registran 700.000 suicidios en el mundo. En 2021 la cifra en Colombia llegó a casi 3000.

Anualmente, más de 700.000 personas se quitan la vida en el mundo. En Colombia, según cifras del DANE, en 2021 la tasa de suicidios incrementó 9.1% llegando a 2998 casos. Cada uno de estos casos es devastador, pues representa la muerte de ser querido, un amigo, compañero de trabajo. Por ello es clave saber cómo identificar signos de alerta y ayudar a las personas que pueden estar pasando por situaciones complejas y que estén en riesgo de tomar una decisión fatal.

Quienes ya han atravesado un intento de suicidio son una de las principales comunidades en riesgo. De hecho, se estima que el 40% de los casos de suicidio en Colombia ya habían presentado antecedentes de intentos, y las cifras globales hablan por sí solas: según la Organización Mundial de la Salud, por cada suicidio consumado, más de 20 personas lo intentan año tras año.

Por cada persona que comete un suicidio, se estima que otras 20 lo intentan.

“Hablar #SinEstigmas y abiertamente con quienes han intentado quitarse la vida, e incluso, con quienes tienen pensamientos suicidas, puede ser el primer paso para buscar ayuda especializada y evitar un desenlace desafortunado. Compartir algunas claves sobre cómo actuar a tiempo y demostrarles que no están solos, es el inicio del proceso, aseguró Mónica Olmos, Gerente Médica de GSK Colombia. (Lea aquì: Cáncer de Tiroides, un enemigo silencioso)

Debemos hablar sobre el suicidio sin estigmas

Uno de los principales obstáculos para la prevención y la atención a esta población es el estigma social que cargan el suicidio y algunas enfermedades mentales como la ansiedad o la depresión. Quienes ya pasaron por un intento de suicidio, tienen ideación suicida o pasan por un momento de sufrimiento, estrés o tristeza suelen sentir vergüenza por su situación y por esto deciden no hablarlo.

Además, en algunos casos, las personas de su círculo cercano subestiman su estado y utilizan frases como “ya se te pasará” o “mira el lado positivo”, generando culpa en quien está pasando por un momento difícil por no lograr sentir o hacer lo que sus más cercanos le dicen.

En muchas ocasiones se cree erróneamente que hablar sobre el suicidio aumenta la ideación suicida. Pero no hablarlo no hace que esta idea desaparezca. Quien pasa por este proceso puede estar experimentando muchas emociones, muchas de ellas negativas, que dificultan su capacidad para ver la situación con otros ojos, por lo que es clave que el círculo familiar abra un espacio para comprender lo que pasa y así, buscar soluciones.

Una red de apoyo es fundamental

En este proceso, es fundamental el apoyo de la familia, los amigos, y el círculo cercano para que la persona cree nuevamente un sentido de conexión con su mundo y con quienes lo rodean. Quien pasa por un intento de suicidio no es ni la primera ni la última persona que experimenta un episodio como este, y estar disponible es fundamental para hacerle saber que cuenta con apoyo y tiene espacios seguros para hablar sobre sus sentimientos y explorar opciones.

La ayuda profesional salva vidas

Siempre se recomienda la asesoría de un profesional en salud mental para darle un manejo adecuado a este proceso. La atención especializada, de preferencia de un psicólogo o psiquiatra, puede ayudar a entender cuáles son los condicionantes de cada situación específica y, en caso de ser requerido, se pueden recomendar terapias tanto farmacológicas como no farmacológicas.

En cuanto a iniciativas de prevención, por ejemplo, el gobierno de Colombia tiene una línea telefónica disponible en todo el país, a la cual puede acudir cualquier persona con ideaciones suicidas o que han pasado por un intento.

“Las ideas suicidas o intentos de suicidio deben ser atendidos tanto por el sistema de salud como por el círculo cercano que rodea a cada persona. A través de la identificación de señales de alerta y una intervención a tiempo podemos acompañarlos, decirles que no están solos, y que, con la intervención de profesionales capacitados, su situación tiene salida. Ante el intento de suicidio, siempre debemos hablar #SinEstigmas”, afirmó la doctora Olmos.




Más noticias