<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Peter Manjarrés y “Pedro” arman la fiesta vallenata

Se trata de un reencuentro consigo mismo, y eso significa llegar a Pedro y volver a esa música con la que creció.

Nada más fue aparecer la portada del nuevo álbum, y los seguidores del vallenato se volcaron a comentar sobre el mismo, en buena medida hacía parte de la estrategia del cantante vallenato Peter Manjarrés. Se captó atención y se esperó con ansias su propuesta.

En esta oportunidad el lanzamiento tuvo otro cariz, hasta la “polémica” y la broma se ajustaron al ir y venir de mensajes en redes sociales, que acogieron la expresión, tanto del artista, como de sus seguidores, creando un ambiente festivo en torno al mismo.

“Pedro”, como se llama este compilado vallenato, está en manos de sus seguidores y ha llenado las expectativas, toda vez que logran compararlo con los inicios del artista, al tiempo que valoran el trabajo intenso que se cumplió para plasmarse en las 19 canciones que lo componen.

La promoción de “Pedro” se va a extender un poco más, después vendrá la gira y el nuevo show de álbum más vallenato que ha creado.

El disco está rodeado de un sentimiento especial, va dedicado a Imelda Romero, su mamá, quien ha sido su mayor apoyo y ahora que atraviesa por quebrantos de salud, pensó en honrarla con lo que más disfruta, un buen vallenato.

¿El nombre? Pues ese es el suyo, el que lo identificó por años hasta cuando decidió, artísticamente cambiarlo por Peter, como siempre lo llamaron sus amigos, aunque para su mamá, como ella misma lo indicó una vez se dio el lanzamiento, su hijo es Pedro Rafael Manjarrés Romero.

¿Y qué trae?

Al tratarse de un álbum concebido en un tiempo precedido por la pandemia y la enfermedad de su madre, donde las presentaciones se redujeron y lo suyo se limitó a la virtualidad, el cantante de Valledupar tomó este trabajo como un desahogo, donde cada canción le sirvió de terapia, a la vez que le permitió encontrarse así mismo.

Se trata, como lo afirma, de un disco totalmente vallenato, donde confluye lo tradicional y lo contemporáneo del género, porque en algún momento entendió que era una ‘deuda’ pendiente con sus seguidores, quienes siempre esperan encontrar una cuota de ese sonido legendario de la música de acordeón. De otra parte, porque es en buena medida la identidad de Peter Manjarrés desde su incursión a la industria.

La génesis del disco se remonta a la pandemia, o quizá antes, porque para ese tiempo tenía algunos temas que había dejado guardados, a partir de allí empezó la búsqueda de lo que completaría este álbum con 19 temas que invitan a disfrutar de principio a fin, es decir, amenizan una fiesta o parranda.

“Pedro” es entonces, el resultado sonoro de lo que su corazón le dictó en ese momento y que se materializó en composiciones estuvieron a cargo de los más importantes creadores del folclor del Valle de Upar.

Dentro de los autores de las letras están Rafael Manjarrés, Camilo Namén, Wilfran Castillo, Marciano Martínez, Fabián Corrales, Iván Ovalle, Fernando Dangond Castro, entre otros grandes que hicieron su aporte, además se resaltan los dos duetos con Poncho Zuleta y Alex Manga, como la mejor forma de volver a lo tradicional.

En lo que respecta al acompañamiento en el acordeón, Peter tuvo la fortuna de recibir la propuesta de muchos profesionales, donde destacan Saúl Lallemand, Lucas Dangong, Juan José Granados, Jimmy Zambrano, Gustavo García y su nueva fórmula, Camilo Mugno, quien estuvo al frente de ocho temas del álbum.

Cabe anotar que en plena grabación, se dio la separación con Daniel Maestre, quien hasta el momento había estado a su lado en el acordeón, ante esto, Peter afirma que la enseñanza para él fue clara, toda vez que no se convirtió en un problema, sino en la oportunidad de hacer un álbum diferente con los más reconocidos acordeoneros del folclor vallenato.

Todo vuelve, y regresar a las raíces era un tema pendiente de Peter con su público. FOTO CORTESÍA
Todo vuelve, y regresar a las raíces era un tema pendiente de Peter con su público. FOTO CORTESÍA

La experiencia

Peter Manjarrés es uno de los artistas consolidados del vallenato, una generación intermedia que enlazó con los jóvenes sin pasar inadvertido para los puristas del género, por eso este álbum es una recopilación de su infancia, de lo que empezó a grabar al entrar de lleno en la música y la experiencia que hoy ostenta.

En esta oportunidad, afirma, se dejó llevar por la pasión, no hubo presión comercial y por tanto no pensó, al escoger el repertorio, que una canción u otra fuera para “pegar” en un mercado u otro, sencillamente ahí está lo que quiere expresar.

Este proceso creativo se asemeja al empleado anteriormente, cuando la satisfacción era el ingrediente principal y a partir de allí venía la aceptación del público, aunque no niega que en cierto momento se dejó absorber del tema comercial y se fue por las fusiones, hoy su madurez le permite expresar que lo suyo es el vallenato.

Todas las canciones consignadas en “Pedro” lograron mover su fibra, pero advierte que “Hermanito lindo”, la canción que Camilo Namén le dedica a su hermano fallecido, puede convertirse en esa letra de homenaje en muchas circunstancias.

Peter Manjarrés se llena de orgullo al mirar atrás, asegura que ha hecho bien las cosas y eso le proporciona una tranquilidad espiritual que le permite reencontrarse con su público y presentarle un álbum que lleva su esencia y se materializa en medio del vallenato tradicional.




Más noticias