<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

El Chocó, destino privilegiado para recibir a las ballenas jorobadas

Cada uno de los municipios costeros desde donde se aprecia el espectáculo, guarda características para que el viajero escoja el que más se adecúe a sus gustos.

El departamento del Chocó es sin duda un destino para descubrir una y otra vez. Su exótica fauna y flora, su gran tesoro hídrico y la rica cultura afrocolombiana brindan el marco ideal para que cada visita sea una experiencia única e inolvidable.

Una de ellas es el avistamiento de ballenas jorobadas, maravilloso espectáculo al que los colombianos tenemos el privilegio de acceder cada año gracias a las cálidas y tranquilas aguas del mar pacífico, lugar escogido por estos cetáceos para aparearse y dar a luz a sus crías, ya que la temperatura del agua resulta muy similar a la de sus vientres.

Buscando esas condiciones, cerca de 3 mil ballenas pueden llegar a recorrer los casi 8 mil kilómetros desde la Antártida, decorando las aguas del pacífico colombiano y facilitando su avistamiento entre julio y octubre de cada año. (Lea aquí: 3 opciones para viajar en plan de amigos)

“El avistamiento de ballenas jorobadas es uno de los espectáculos más hermosos que ofrece la naturaleza y que nos permite recordar la importancia de ser responsables con el ambiente y cuidar nuestros recursos”, comenta Josefina Schaer, de Despegar.

Hasta el mes de octubre se podrá apreciar este maravilloso espectáculo natural.

Las ballenas llegan a situarse a lo largo del Pacífico colombiano, sin embargo, unos de los lugares más buscados para divisarlas son los municipios de Nuquí y Bahía Solano, tanto por sus hermosas y tranquilas playas, como por el variado servicio de hospedaje.

Nuquí, donde el agua es protagonista

En el municipio de Nuquí es uno de los paraísos escondidos del Chocó no sólo por sus hermosas playas y la posibilidad de divisar las ballenas en todo su esplendor, sino además por los excelentes sitios disponibles para el buceo, practicar surf, además de sus bahías, cascadas y ríos que le permitirán construir recuerdos nuevos cada día.

Recorrer sus manglares le hará sentir que se detiene en el tiempo y que las preocupaciones del día a día efectivamente se quedaron en casa.

Bahía Solano, hogar de la madre naturaleza

Si se decide por este municipio ubicado en la zona occidental del Chocó, tendrá mucho para vivir pues este privilegiado destino está rodeado por la selva y el mar, así que es recomendable destinar algún tiempo para conocer sus atractivos naturales. Un plan excelente es visitar el Jardín botánico del Pacífico, con más de 170 hectáreas de variada fauna y flora, inmersos en una imponente selva tropical húmeda.

Para el avistamiento de ballenas, este destino brinda la posibilidad de acceder a actividades guiadas donde conocerá acerca de estos imponentes y hermosos animales, así como las precauciones que debe tener durante el recorrido.

Presenciar el paso de las ballenas jorobadas es un regalo único que nos brinda la naturaleza, por lo tanto, los viajeros deben actuar en consecuencia. “En estos hermosos destinos, es importante llevar a cabo prácticas sustentables como minimizar la cantidad de residuos que se generan, evitar el uso de plásticos de un solo uso y conservar gran respeto por la flora, fauna y cultura del lugar. Esa es la mejor manera de agradecer a esta región por la experiencia vivida”, concluye Josefina.




Más noticias