<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Cómo cuidar la salud física, emocional y social del trabajador en casa

Es importante cuidar la salud cuando se realiza home-office, el espacio cambió, las necesidades siguen siendo las mismas.

El teletrabajo llegó para cambiar el paradigma de la dinámica laboral de las empresas. Si bien se piensa mucho en la productividad, nunca puede venir sin un contexto favorable para la salud. La llegada de la pandemia por Covid-19 provocó muchos cambios y uno de ellos tiene que ver con la forma de trabajar. Hasta hace algunos meses, algunas empresas creían que la oficina era imprescindible. La mayoría de los trabajadores tenía que acudir, cumplir un horario y realizar sus tareas. Ahora, todo este paradigma ha cambiado.

Ahora cuando el teletrabajo es una realidad, también es necesario implementar medidas de cuidado permanentes.

Una encuesta adelantada por WeWork indica que en Latinoamérica el 81% de los empleados consideran que el trabajo híbrido es el modelo ideal para desempeñar sus funciones. En este sentido, l doctora Lina Porras Santana, Directora de Salud en 1DOC3, señaló que la transición a trabajar en casa pudo resultar difícil para muchas personas, no solamente tenían que contar con un equipo y buena conexión para realizar sus actividades, también debían prepararse mentalmente para separar el espacio personal del laboral, y muchos presentaron, por ejemplo, el síndrome de estrés laboral o burnout, problemas de sedentarismo, aislamiento social, estrés por combinar el trabajo con las labores del hogar, entre otros. (Lea aquí: La clave para cuidar la salud post-pandemia)

Qué es la salud integral y cuáles son los elementos que la componen

En su nuevo eBook titulado “Descubre cómo cuidar la salud en el teletrabajo”, Porras describe que toda esta serie de cambios puede generar problemas en la salud integral de los trabajadores. Este término se refiere al estado de bienestar general de una persona. Es decir, el estado físico, emocional y social de un individuo.

Es importante mencionar que estos 3 elementos de la salud integral pueden trabajarse gracias a los avances de la tecnología. Cualquier compañía que vele por la salud integral de sus colaboradores puede aprovechar las plataformas actuales de salud para brindar asistencia a quienes lo requieran.

A través de la telemedicina, los trabajadores pueden resolver sus dudas, inquietudes o inconvenientes sin moverse de sus casas. Esto no solamente ayuda a la salud física, sino también psicológica, nutritiva y reproductiva. Es decir, se genera un aporte importante para el bienestar integral de la salud del trabajador, ya que se siente apoyado por la empresa ante sus problemas, aseguró Porras.

A continuación, Porras relata en qué consiste cada uno de los elementos de la salud integral:

Físico:

Se refiere a todas aquellas posibles enfermedades corporales que pueden afectar a las personas y que podría dificultar el cumplimiento de sus responsabilidades laborales. No solamente hacemos referencia a aquellas afecciones graves, sino también a otras muy habituales como la gripe.

Es importante que la compañía contemple estas situaciones para que los trabajadores puedan tomarse licencia por enfermedades cuando lo necesiten. De la misma manera, también hay que considerar que, en el teletrabajo, hay un riesgo de tener actitudes sedentarias, como el hecho de pasar horas frente al monitor.

Por lo tanto, las empresas que hayan implementado la modalidad del teletrabajo pueden alentar a sus colaboradores a combinar las responsabilidades con el ejercicio físico. Se pueden generar campañas de prevención para que los trabajadores se hagan análisis para medir sus rasgos de salud.

Mental:

La salud mental es el bienestar emocional de una persona, que le permite regular sus emociones y el comportamiento según el contexto. Nunca hay que descuidar la salud mental pues ésta influye sobre el rendimiento y la felicidad de los trabajadores.

La falta de cuidado de la salud mental puede afectar seriamente la salud integral. Por ejemplo, muchas personas que padecen algunos trastornos psicológicos también pueden desarrollar problemas físicos.

Es importante que las empresas puedan generar un entorno lo suficientemente amigable para que las personas no desarrollen situaciones de estrés mental. De la misma manera, siempre deben estar ahí para brindar ayuda cuando los trabajadores lo necesiten.

Social:

La salud social es la habilidad para la adaptación ante los cambios y los desafíos del entorno, por lo que es clave para cualquier trabajador que quiera tener una buena salud integral. Una persona puede estar sana física y mentalmente, pero si no tiene una buena salud social, probablemente no sentirá bienestar.

Del mismo modo, implica la capacidad para desarrollar relaciones satisfactorias con otras personas. Todas las empresas deben cuidar este elemento, ya que es lo que permite fortalecer el trabajo en equipo.

Aquellos que no tienen una buena sociabilización, generalmente sufrirán al entablar relaciones con otros. Es importante mencionar que esto no significa que no tenga sociabilización. La tarea de la empresa es generar las condiciones adecuadas para que todos se sientan cómodos y puedan aportar sus conocimientos.

Ver más de




Más noticias