<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Cómo contrarrestar los efectos de la quimioterapia

La premedicación se ha diseñado para paliar, en lo posible, la mayoría de efectos secundarios de la quimioterapia.

Cuando se recibe el diagnóstico, los temores no esperan para aparecer, escuchar la palabra cáncer tiene tal connotación, que un cúmulo de pensamientos, la mayoría errados, aparecen para dar paso a la incertidumbre, es entonces el momento para empezar el tránsito con la ayuda acertada y la explicación clara a cada situación.

Se ha evidenciado que muchas veces las pacientes no consultan a tiempo por asumir que todo tumor o cáncer de seno, va a requerir de quimioterapia, algo que no se considera una regla obligatoria dentro del tratamiento, según aclara la doctora Silvina Elías, cirujana general, especialista en mastología y oncoplastia del Centro Radio Oncológico del Caribe.

Actualmente las pacientes tienen acceso a drogas específicas que evitan los efectos de la quimioterapia y les permite hacer su vida normal.

Haciendo énfasis en lo que todos los especialistas advierten, la detección precoz no solo mejora la probabilidad de curación, sino que va a requerir menos tratamiento y por ende contará con menor tiempo para el mismo.

De otra parte, siempre se debe tener en cuenta que todos los cánceres de mama son distintos y por tanto su proceso va a ser diferente de una mujer a otra. En este caso la doctora Elías toma como referente en la consulta “cuatro patas” de tratamiento, la primera la constituye la cirugía, otra es la radioterapia, aclarando que no es igual a la quimioterapia, la tercera pata sería la hormonoterapia, un proceso que bloquea la acción de las propias hormonas de la paciente y es vía oral; por último está la quimioterapia. (Lea aquí: Aumentan los diagnósticos de cáncer de cuello uterino)

“Hay tumores que nunca van a requerir quimioterapia, mientras que otros, por su condición, están destinados a usar las “cuatro patas” del tratamiento. En las pacientes que necesiten la quimio, no todas la recibirán con las mismas drogas, lo que también hace un cambio en los efectos”, manifiesta la mastóloga.

Es de aclarar que ese temor no es infundado, algunas pacientes tienen el antecedente de un familiar que vivió el proceso y su experiencia le dejó esa huella desagradable, sin embargo, también es preciso indicar que de todos los avances que ha presentado la ciencia en salud, la especialidad más beneficiada ha sido la oncología y dentro de la misma, el tratamiento de cáncer de mama.

En la actualidad, se han desarrollado opciones de tratamiento, nuevas drogas que se unen para formar esquemas, y como todas las pacientes tienen características diferentes, de esa misma forma se diseñan esquemas que cambian todo el proceso, su administración y efectos de una persona a otra.

Así como la farmacología ha avanzado, los medicamentos para contrarrestar los efectos de la quimioterapia también han evolucionado. Protocolarmente a todas las pacientes se les suministra la premedicación que consiste en un grupo de medicamentos diseñados para prevenir esos efectos que normalmente producía cada droga, en ese orden de ideas se van a evitar las náuseas, el malestar, dolor, entre otros.

Este proceso ha cambiado tanto, que las pacientes pueden incluso durante la infusión, llevar a cabo tareas laborales, y a partir de allí, hacer su vida normal, algo que influye notablemente en su proceso emocional, porque se toma el espacio para el tratamiento, sin constituir un quiebre en su vida.




Más noticias