<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Cocinar en familia, un tiempo de calidad que trae beneficios

Incluye a los pequeños en la elección de recetas adecuadas para su edad y habilidades.

Más allá de la diversión, cocinar en familia trae consigo beneficios significativos para todos, y en especial en el desarrollo de los niños. Se trata de una actividad que bien puede adelantarse los fines de semana, pero que deja una experiencia grata en el tiempo.

Es muy usual que la cocina tome otra connotación cuando se trata de preparar los alimentos para la familia. La tendencia apunta hacia la alimentación saludable y nada más acertado que llevar a cabo esta práctica, que, aunque parezca dispendiosa, siempre va a depender de la actitud. A continuación, 7 aspectos principales que acompañan esta experiencia:

1. Fomentar el aprecio por alimentos saludables: Si los padres son un buen ejemplo para seguir con sus elecciones alimenticias, lo más probable es que sus hijos las imiten. Preparar menús saludables para las cenas con amigos, familia y seres queridos puede ser divertido para los más pequeños de la casa y a la vez les ayuda a los niños a apreciar los alimentos saludables, detalla Susan Bowerman, nutricionista de Herbalife.

2. Animar a los niños a probar nuevos alimentos: Cuando los niños se involucran en la selección de los ingredientes y la preparación de los alimentos, es más probable que quieran probar sus creaciones. La experiencia de cocinar les ayudará a tener la mente abierta para cuando intenten probar alimentos nuevos.

Preparar juntos estas comidas especiales no solo crea momentos memorables sino también habilidades que perdurarán toda la vida.

3. Aumentar la autoestima: Los niños sienten orgullo e independencia cuando cocinan. Los niños aman presumir que “¡Yo lo preparé!”. Cuando ellos son capaces de preparar algo solos y servirlo a la familia en estas fechas especiales, su autoestima aumenta. Ayuda a tus niños al guiarlos para preparar recetas apropiadas para su edad. (Lea aquí: Homeopatía: una alternativa de doble acción para ganarle a la gripa)

4. Aprovechar sus aspectos creativos: Cuando los niños tengan algunas habilidades fundamentales y aprendan a seguir las instrucciones de las recetas, es una buena oportunidad para animarlos a ser creativos. Puedes empezar con una receta básica y sencilla.

5. Fomentar los lazos familiares: Pasar tiempo juntos en la cocina puede ser divertido y relajante tanto para niños como para adultos. Muchos niños no necesitan demasiada persuasión para acompañarte en la cocina, así que usa este tiempo para disfrutar el momento juntos y hablar de qué tan buena y saludable será la comida.

6. Mejorar las habilidades motrices: Permitir que tus hijos se involucren en actividades como agitar, mezclar ingredientes, amasar o, si son niños más grandes, picar vegetales, es magnífico para mejorar su fuerza motriz, control y coordinación mano-ojo.

7. Aumentar la concentración y la atención: Cocinar involucra seguir instrucciones y pasos de forma correcta para poder obtener un producto final delicioso. Cuando los niños cocinan aprenden a poner atención a cada detalle. Y si quieren comer ese bocadillo o alimento al terminar de cocinar, rápidamente se darán cuenta de que deben concentrarse.

Más noticias