<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Cáncer de cuello uterino, patología prevenible que sigue causando muertes

El tamizaje de ADN VPH es la tecnología médica más avanzada para la detección oportuna del Virus del Papiloma Humano, antes de que este produzca cambios en las células del cuello uterino.

El Virus del Papiloma Humano (VPH) es una de las infecciones de transmisión sexual más común y es la principal causa para que se desarrolle el cáncer de cuello uterino, por lo que en los últimos años se ha convertido en un problema de salud pública según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Hay distintos tipos de VPH y se clasifican de bajo y alto riesgo, en términos de sintomatología el grupo de bajo riesgo puede desarrollar principalmente verrugas. En tanto que, los de alto riesgo pueden ser asintomáticos y están relacionados con el desarrollo del cáncer de cuello uterino y de otros cánceres como: el de vagina, pene, ano y garganta.

El cáncer cervical es más frecuente en el grupo de mujeres mayores de 30 años. Las infecciones de VPH pueden persistir por muchos meses, incluso años, antes de que causen problemas. Por esa razón toda mujer de 30 a 65 años debe hacerse la prueba de ADN VPH.

Durante el 2022 Profamilia realizó 42.851 tamizajes de ADN VPH, de los cuales 8.762 casos fueron positivos para la infección por el Virus del Papiloma Humano.

Profamilia utiliza biología molecular para determinar la presencia de uno o varios tipos de Virus del Papiloma Humano (VPH), que pueden causar el cáncer cervical. Esta prueba detecta la huella genética del virus, es decir su ADN. (Lea aquí: Nuevo tratamiento cardiovascular que alivia al paciente y al sistema de salud)

Es indispensable seguir trabajando en estrategias que conduzcan al cumplimiento de las metas establecidas por la OMS y erradicar las muertes por esta patología. Según Rogerio Sperb director general de BD para el Hub Andino, “Es necesario que dentro de las estrategias de salud pública se incluya el uso de tecnología médica de punta para el diagnóstico oportuno y que contribuya a que cada vez menos mujeres mueran por falta de vacunación, diagnóstico o terapia”.

De acuerdo con el doctor Juan Carlos Vargas, Asesor Científico de Profamilia, “La realización de la prueba ADN VPH logrará una reducción en las tasas de enfermedad y muerte por cáncer de cuello uterino. Por esta razón, es fundamental que las mujeres se informen oportunamente acerca del cáncer de cuello uterino y asuman una cultura de prevención y cuidado”.

Más noticias