<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

4 claves para cuidar el cabello rizado

El cabello rizado requiere de mucha atención e hidratación para mantenerse libre de frizz y resequedad.

El cabello rizado ha sido catalogado como un pelo “difícil” de manejar y cuidar. Durante años las mujeres rizadas y onduladas han vivido múltiples situaciones que les ha ocasionado inseguridades y por ello buscan rutinas capilares para mejorar el aspecto de sus rizos.

Si se tiene en cuenta la belleza de este tipo de cabello, se ahonda en el cuidado del mismo, indican los expertos en cosmética capilar, al tiempo que ofrecen productos diseñados para cabello rizado, ondulado y afro, donde la manteca de Karité 100% pura, es su principal ingrediente. (Lea aquí: Aprende a maquillarte mientras cuidas la piel)

El lavado debe ser con los productos indicados, de esta manera se evitará el quiebre de la hebra, que en este cabello se caracteriza por ser más delgada.

La hidratación es primordial, indican los expertos de Cantú, quienes comparten estas cuatro claves para el cuidado básico de este tipo de cabello:

1. Agua fría, ¡Por favor!

El cuero cabelludo, hace parte de la epidermis, así que se puede irritar, descamar o sufrir si se lava con agua muy caliente. El agua fría evita estas agresiones, ayuda a sellar la cutícula y cierra los folículos evitando la caída, fortalece el pelo y le aporta más brillo.

2. Acondicionador sí o sí

Lo ideal es que el acondicionador se aplique antes del champú y luego de humedecer el cabello con agua fría de medios a puntas, la función del acondicionador es proteger la hebra capilar para que cuando pase el champú, no se lleve los nutrientes del pelo, lo más recomendable es un producto hidratante que permita desenredar más fácil ya sea con los dedos o cepillo, luego de sacarlo si se siente un poco reseco se puede aplicar una poca cantidad de acondicionador y enjuagar para finalizar.

3. Rizos activados

Los rizos por sí solos no van a tener el aspecto deseado si no les ayudamos con productos que les permitan estilizar su forma, para esto es importante definir el cabello con un producto que active la memoria del patrón de rizo u onda como una crema para peinar, luego aplicar gel, el cual ayudará a que los rizos mantengan su forma.

4. A cuidar la definición

Después de una definición perfecta lo que menos queremos es que se dañe o que dure poco tiempo, por lo que se debe proteger los rizos a la hora de dormir con un gorro de satín, lo que evitará la fricción, ayudando a manejar el frizz.

Con estos cuatro tips los rizos y ondas estarán saludables por más tiempo y listos para seguir impactando y robándose las miradas en tu día a día.




Más noticias