<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Ojo con el despido silencioso, la técnica usada por los jefes

Los directivos se idearon un mecanismo que se ha convertido en el terror de los empleados.

La renuncia silenciosa se convirtió en la tendencia que alarmó a una gran cantidad de gerentes en el mundo. Fueron miles de empleados los que decidieron simplemente realizar lo necesario en sus puestos de trabajo.

(Lea puede interesar: ¿Qué es la renuncia silenciosa y cómo beneficiaría a jóvenes de Cartagena?)

Ante la tendencia, los gerentes de empresas no se quedaron de brazos cruzados y ahora contra atacan con una técnica llamada “los despidos silenciosos”, que se inició en reacción a lo agitado que estaba el comercio y la pésima actitud de algunos de sus empleados, quienes muchas veces hacían mal su trabajo.

Ante el gran índice de trabajadores desinteresados, los directivos se idearon un mecanismo que se ha convertido en el terror de los empleados, el “quiet firing”, traducido al español como ‘despidos silenciosos’.

¿Qué son los despidos silenciosos?

Los despidos silenciosos son una tendencia en gran medida no denunciada según Forbes. Es cuando los gerentes o jefes se encargan de perseguir y hacerle la vida de cuadritos a un empleado para que él mismo renuncie.

Es posible que muchos cartageneros hayan sido víctimas de esta estrategia sin saber siquiera el nombre. Tiene que ver con el comportamiento y la relación del jefe con su empleado, usando el desinterés y el maltrato como un factor clave para sacarlo.

En este orden de ideas, los altos cargos que usan estas técnicas abruman al trabajador, llevan a este a un callejón sin escapatoria en el que la única opción que les queda es irse de la empresa.

Algunas técnicas son hacer miserable la vida laboral, congelaciones de contratación, rescisiones de ofertas de trabajo a diario y constante vigilancia y estrés”.

Forbes

Sumado a esto, también se encuentran desintereses como: no motivar al empleado, no conceder aumentos, no dar permisos, señalar comentarios de remordimiento y no estar dispuesto a ayudarlo ante una dificultad.

En resumen, el jefe se encarga de frustrar al empleado a toda costa y logra su cometido cuando el trabajador considera que laborar en esa empresa es caso perdido, y entonces planifica renunciar o quedarse para amargarles la vida a los jefe hasta ser despedido.

A medida que la situación laboral empeora, la empresa se llena de requisitos al empleado para sumarlo a la lista de despidos.

¿Qué hacer ante una situación así?

Portales especializados recomiendan que sin necesidad de llegar a esos extremos, el empleado debe tener una conversación seria con su jefe y comentarle que se siente perseguido injustamente.

“Proporcione hechos, datos y cualquier mensaje de compañeros de trabajo y clientes que demuestren que, de hecho, usted es un trabajador productivo y bueno en su trabajo”, aconseja ‘Forbes’.

También puedes consultar sobre el acoso laboral. Hay cartillas orientadas para dar claridad sobre: ¿qué es acoso laboral?, ¿cuáles son las modalidades contempladas por la Ley 1010?, ¿qué debe o no debe hacer si es víctima de acoso laboral?, ¿qué daño jurídico puede ocasionarle? y ¿con qué tipo de protecciones jurídicas cuenta?




Más noticias