<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Mañana se cumple el primer año y tan solo “el principio” de ChatGPT

La evolución de una herramienta popular utilizada por millones de usuarios diariamente para una amplia variedad de tareas.

Hace un año, la llegada de ChatGPT al público general marcó un hito en la normalización de las conversaciones con inteligencia artificial y catapultó a la empresa detrás de esta tecnología, OpenAI, a la fama. ChatGPT, basado en una tecnología generativa de lenguaje, se convirtió en una herramienta popular utilizada por millones de usuarios diariamente para una amplia variedad de tareas, desde crear contenido hasta resolver trámites burocráticos.

Sin embargo, aunque la tecnología demostró su utilidad, no hay exenta de desafíos. A menudo, ofrece respuestas incorrectas o alucinaciones, y la información que utiliza a veces infringe los derechos de autor. A pesar de estas limitaciones, numerosas empresas adoptan ChatGPT en sus servicios, desde aplicaciones para aprender idiomas hasta plataformas de alojamiento y mensajería instantánea. Lea también: Las mujeres son las que han tomado más del 60% de los créditos en Colombia

En este mismo período, OpenAI fortaleció su posición gracias a una inversión significativa de Microsoft, lo que impulsó aún más el uso de su tecnología en productos como el chatbot Bing. Sin embargo, no todo fue un camino fácil para OpenAI durante este año de éxito. La empresa enfrentó una crisis de liderazgo que resultó en el sorprendente despido y posterior reincorporación de su CEO, Sam Altman, en medio de tensiones.

La crisis de OpenAI puso de manifiesto la importancia de la gobernanza y la responsabilidad en el desarrollo y la comercialización de tecnologías de inteligencia artificial. Aunque la IA ofrece enormes posibilidades, también conlleva riesgos y desafíos éticos que deben abordarse con seriedad. A medida que la IA sigue avanzando, reguladores y legisladores están tomando para garantizar su uso seguro y responsable. Lea también: Ojo: estos celulares se van a quedar sin WhatsApp desde el primero de diciembre

En resumen, el primer año de ChatGPT marcó un hito en la adopción de tecnología de IA, pero también destacó los desafíos éticos y de liderazgo que enfrentan las empresas en este campo en constante evolución. La IA seguirá siendo una fuerza poderosa en el mundo tecnológico, y la responsabilidad y la ética jugarán un papel crucial en su desarrollo futuro.

Más noticias