<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Así reconstruiremos la casa de la niña de 13 años quemada en Olaya

Más allá de ropa y comida, los damnificados por un incendio provocado por un hombre en Olaya necesitan una casa... ¡la levantaremos y tú puedes ayudar!

Astrid Milena ni siquiera ha nacido y ya lo perdió todo. Lleva siete meses en la barriga de su madre y en esta etapa sus huesos están comenzando a endurecerse, su piel empieza a estirarse y su sistema nervioso está lo suficientemente desarrollado como para realizar movimientos complejos... Complejos, pero no tanto como se empeña en ser el mundo afuera de la barriga: en la mañana del domingo 23 de enero del 2022, a Tilson Cantillo Morales se le dio la gana de quemar una de las tantas casas de madera que hay a metros de la ciénaga de la Virgen, en la calle Líbano del sector El Progreso (Olaya Herrera). Las llamas devoraron la casa, que era de Ericka Rubio -tía de Astrid y ex de Tilson-, y no hubo poder humano que evitara su paso a la vivienda vecina, también de madera... allí dormía Astrid, dentro de su mamá y con sus hermanos. Lee aquí: Quemó la casa en pelea con su pareja, en Olaya: grave niña de 13 años

Complejo es el saldo, porque más allá de las casas chamuscadas, de las dos familias que quedaron en la calle y del mismo Tilson -la Policía lo salvó de morir linchado y de paso lo capturó-, hay una vida en juego: una de las hijastras del pirómano lucha por sobrevivir desde la Unidad de Quemados de la Clínica María Reina, en Barranquilla, adonde la trasladaron el martes con quemaduras de tercer grado en el 80% del cuerpo. Y solo tiene 13 años. Te puede interesar: En estado “crítico” niña quemada en incendio provocado en Olaya Herrera

Mientras ella se la guerrea por vivir, en Cartagena se gesta un movimiento para que cuando regrese encuentre una casa nueva donde pueda recuperarse completamente y volver a soñar tranquila. Una donde Astrid Milena pueda nacer y crecer junto a sus hermanos. Una donde, ojalá, la vida sea un poquito menos compleja.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

¡Manos a la obra!

Luego de conocerse la tragedia de esta familia, un grupo de personas se propuso no solo donar ropa, enseres y más a los afectados, sino construirles esa casa que el absurdo les arrebató y que tanto necesitan, ¡y están trabajando en ello!

Juan Manuel Mora, electricista y plomero que se ha dedicado siempre a construir viviendas, y su hijo Juan Sebastián -estudiante de Ingeniería Civil- se animaron a llegar con nosotros a Olaya Herrera para servir con sus conocimientos, con sus manos ¡y con el corazón!

Así reconstruiremos la casa de la niña de 13 años quemada en Olaya

Juan Sebastián Mora y su padre, Juan Manuel, miden el terreno para reconstruir la vivienda.//Foto: Luis E. Herrán – El Universal.

Mientras charlo con Ericka Larrea, mamá de Astrid y tía de la menor quemada, veo cómo el señor Juan y su hijo miden la superficie por encima de los pedazos de madera chamuscada con la mejor disposición del mundo. “Estamos analizando el área afectada. La idea es hacer de esta obra algo integral, que digan que Dios le dio esta bendición a esta familia”, me explica el señor Juan mientras se seca la frente, enseguida vuelve a agacharse para seguir trabajando.

¿Qué se necesita para esta obra? ¿Cuánto tiempo tomará construir la vivienda luego de conseguir los materiales? ¿Cómo podemos, tú y yo, ayudar a darle la vuelta a esta terrible historia? ¡Tengo tantas preguntas!

“Claro que la gente puede ayudar: necesitamos una colaboración de forma monetaria o de materiales”, menciona el señor Juan Manuel y de inmediato su hijo lo complementa: “Personas que quizá levantaron sus casas y les quedaron materiales extra pueden donar esos materiales; la varilla, por ejemplo, que es cara”.

Hay dos formas en las que puedes ayudar:
1. Donando materiales de construcción que puedes traer a las oficinas de El Universal (pregunta por Melissa Mendoza o por Laura Anaya) o llevarlos a la calle Líbano, sector El Progreso, en Olaya.
2. Donando dinero a través de Nequi de Douglas Stiven Antequera Ferrer: 3016642053.

Por lo pronto, para “pisar el acelerador” de este proyecto, necesitamos: dos volquetas de arena, preferiblemente cernida; 60 bolsas de cemento y entre 100 y 150 ladrillos para la estructura. Y, de acuerdo con los Mora, si hoy tuviéramos todos los materiales y personas dispuestas a donar su mano de obra, ellos levantarían la casa en un tiempo estimado de cuarenta días.

“La casa quedaría, para el área que tiene (5,80 metros de fondo por 4,50 metros de ancho), con dos cuartos muy grandes, una sala, su cocina y un baño enchapado y adecuado”, finaliza Juan Manuel.

***

Ahora estoy frente a Ericka Tatiana (sí, también se llama Ericka, como su hermana) y la enorme barriga donde carga a Astrid. Me cuenta que el domingo la despertó “el fogaje y el humo”, que afortunadamente su primer impulso fue el de ir a la casa de su hermana y arreglárselas para abrir la puerta. Cómo podría olvidar la última conversación con su sobrina.

-Mami, tú estás con Dios. Mírame, no te enfoques en la candela; cuenta hasta tres y corre- le dijo.

-Tía, yo me estoy quemando- respondió la nena.

-¡Enfócate en mí, enfócate en mí!

“La niña contó hasta tres y salió corriendo para la calle... ya ahí iba en carne viva”, me cuenta Ericka Tatiana con la firme esperanza de que, así como en el incendio, la chica pueda salir de la camilla donde da la batalla más decisiva de su corta vida. Lee además: El terrible drama de Ericka: le quemaron la casa y su hija lucha por vivir

Sobre el incendio
Según el Cuerpo de Bomberos de Cartagena, el incendio provocado por Tilson consumió las dos rústicas viviendas a eso de las 8 a. m. del domingo. Allí vivían siete niños y dos adultos (las dos hermanas: Ericka Rubio y Ericka Larrea). Tilson, un cotero de 33 años, enfrenta los cargos de tentativa de homicidio, daño en bien ajeno y violencia intrafamiliar. Está asegurado en una estación de policía



Más noticias