<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

“Teníamos esperanza”: familiar de joven que murió en accidente en Mahates

Luego de pasar cinco días en un hospital, Keila Albarracín Marín falleció el jueves en la mañana, después de recibir dos paros cardiacos.

En una noche que sería solamente felicidad, alegría y euforia para la familia Albarracín Marín, se convirtió en una tragedia cuando Keila Patricia Albarracín Marín, sufrió un trágico accidente en la vía principal de Mahates (Bolívar), el sábado en la noche. Lea aquí: “No se metía con nadie”: hermana de hombre asesinado por sicarios en Olaya

La joven no murió en el lugar y luchó cinco días en una cama de hospital, en Cartagena, por las complicaciones que le trajo el impacto que recibió en su cabeza al caer al suelo pantanoso. Lamentablemente murió el jueves en la mañana después de recibir dos paros cardiacos.

Versiones

“Lo que le sucedió a mi hermana era algo que mi familia no se esperaba. Ella estaba tomando, se encontraba de fiesta con una hermana, de repente salió del establecimiento donde estaban en una moto, como se encontraba tomada perdió el control del vehículo y se dio de frente con una vía que estaba en mal estado, llena de barro y troncos de maderas que los mismos habitantes del sector colocaron para evitar caídas de transeúntes”, cuenta el hermano mayor de Keila Patricia. Le puede interesar: Cayó alias ‘El Enano’ en Córdoba

25
años tenía Keila Patricia Albarracín Marín cuando murió por un accidente en la vía principal de Mahates.

Otra de las versiones que se maneja de este hecho es que Keila, de 25 años, iba en exceso de velocidad.

“En esa vía siempre se han hecho huecos, por eso, los mismos vecinos decidieron colocarle unos troncos para señalar que se encuentra en mal estado. Al parecer la joven iba demasiado duro y, cuando quiso frenar, se salió de la moto y lo que la esperó fue uno de estos troncos”, asegura uno de los moradores de ese sector.

Cuando ocurrió el accidente Albarracín fue llevada de inmediato a un hospital de Cartagena, donde fue atendida y le diagnosticaron muerte cerebral.

“Todos sus familiares teníamos la esperanza de que se levantara de esa camilla, aunque los doctores nos dijeran que si sobrevivía iba a pasar el resto de su vida en una cama. Nunca tuvimos el valor de dar la orden para que fuera desconectada, porque estábamos esperando que a nuestro padre le dieran un permiso especial, ya que se encuentra en la cárcel de Ternera. Lea también: Grave mujer que resultó quemada en incendio que destruyó casa en El Pozón

“Nunca logramos que él la alcanzara a ver con vida, así hubiera sido en esa camilla. Ahora, luego de que nos entreguen su cuerpo la llevaremos hasta las afuera de la prisión para que su papá le pueda dar el último adiós”, son las palabras de un familiar cercano de Albarracín Marín, quien dejo a dos hijos de 7 y 3 años huérfanos, porque su padre está ausente.




Más noticias