<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Se salvó de 3 atentados en 3 años y anoche sicarios lo mataron en Boston

La Policía Metropolitana confirmó que la víctima tenía anotaciones judiciales por varios delitos.

Tres atentados en su contra en tres años y cinco anotaciones judiciales por dos delitos. Tal parece que su pasado judicial le cobró factura a Rafael Alberto Franco Barrios el sábado a las 8 de la noche en el barrio Boston, en plena celebración de las fiestas de la Virgen del Carmen.

Franco Barrios, de 29 años, se desplazaba por la calle de La Cruz cuando lo abordaron dos hombres en moto y uno de ellos, el parrillero, le disparó a quemarropa y sin mediar palabras. ‘Cafú, como le decían, recibió varios balazos y lo alcanzaron a trasladar aún con vida al CAP más cercano, pero los esfuerzos fueron en vano. Le puede interesar: Video: Asesinato de ‘Mauro’ en Canapote quedó grabado en cámara de seguridad

Esta vez la suerte no lo acompañó como si le sucedió en las tres ocasiones que intentaron acabar con su vida de la misma manera en los últimos tres años, pese a que en todas ellas resultó herido. La Policía Metropolitana confirmó que Rafael Franco tenía cuatro anotaciones por tráfico, fabricación y/o porte de estupefacientes y una por el delito de homicidio.

7 homicidios
bajo la modalidad de sicariato han ocurrido en Cartagena y sus corregimientos en lo que va de junio.

El atentado en Boston ocurrió apenas unas 27 horas después que en otro hecho similar fuera asesinado Mauricio Eduardo Gutiérrez Ganem, el viernes a las 5:30 p. m. La víctima estaba al volante de una camioneta Chevrolet Equinox de placas GVY-549 cuando un sicario en moto le disparó por la ventana de su puerta. Su esposa resultó herida. Lea también: Balean a conductor de camioneta y a su pareja en Canapote

Sobre Mauricio se conoció que tenía varios años trabajando en una empresa de aduanas y que, al parecer, el vehículo que conducía no era de su propiedad, por lo que algunos especulan que pudo ocurrir una equivocación por parte de los asesinos.




Más noticias