<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Rosa, Rosalinda y Ángela, las tres mujeres que murieron en Gambote

De Palenque, Gambote y Mahates son las tres víctimas mortales del accidente de tránsito ocurrido en la tarde de ayer. Sus familiares hablaron.

Rosalinda Miranda Obeso no salió a trabajar como lo hacía a diario. En la mañana del martes (19 de octubre) subió con su padre en un bus desde Palenque rumbo a Cartagena para acompañarlo a unos exámenes médicos.

Rosa Liliana Berdugo Ramos necesitaba retirar dinero para comprar los materiales de la casa en construcción que tiene en Gambote. Como en Arjona, donde usualmente lo haría, no podía retirar la cantidad que requería, se embarcó en un bus hacia Cartagena.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Rosalinda y Rosa son dos de las tres víctimas mortales del violento accidente de tránsito ocurrido en la tarde del martes en jurisdicción del corregimiento de Gambote. La tercera es Ángela López Martelo.

Ellas iban como pasajeras en una buseta de Mahates que chocó contra un tractocamión en la Troncal de Occidente, en un viaducto que está entre Arjona y Gambote. Lea aquí: [Video] Violento accidente en Gambote: chocan bus de Mahates y una tractomula

Las imágenes fueron impresionantes. La buseta destruida y volcada sobre la ciénaga del corregimiento de Gambote, la tractomula también fuertemente impactada a un lado de la carretera y escenas desgarradoras con gente llorando.

A las 4 de la tarde, una media después de ocurrido el choque, ya la noticia se sabía hasta en los sectores más alejados. Para ese entonces, no había claridad sobre cómo había ocurrido el impacto, pero las ayudas ya llegaban; los habitantes de Gambote llamaban, pedían auxilio y se encargaban de que las familias de los accidentados se enteraran del estado de sus seres queridos.

El conductor del bus terminó con las dos piernas fracturadas el día en que supuestamente cumplía años.

La angustia se podía sentir, la oscuridad de la noche se apoderaba del lugar, pero las personas seguían llegando a auxiliar a los heridos. Los videos, las imágenes y audios del accidente desplazaban lo que a esa hora era viral en redes sociales. Los bolivarenses querían saber el estado de sus familiares y allegados, y el listado de los lesionados crecía con el pasar de los minutos. Le interesa: Accidente en Gambote: estas son las 2 mujeres fallecidas y los heridos

La Policía de Carreteras, en la noche del martes, dio a conocer el informe preliminar de las causas del accidente. “El vehículo 1 (tractomula, de placas XXA-976) invadió el carril contrario, y colisionó contra el vehículo 2 (un bus, de placas WOV-938). Este último sufre deformación y volcamiento, rodando por una pendiente corta”.

Rosa, Rosalinda y Ángela, las tres mujeres que murieron en Gambote

En el accidente, dicen las autoridades, también estuvo involucrada una moto marca Bóxer y de placa CVL-63E. Su conductor, Juan Alfredo Blanco Palacio, resultó con una lesión en la rodilla, por lo que fue trasladado al Hospital de Arjona, desde donde lo remitieron a la Clínica Barú.

Quien iba al volante de la “mula” tiene 25 años y responde al nombre de Julián Leonardo Fuentes Patiño. Es atendido en la Clínica Higea, mientras que el conductor del bus fue remitido a la Madre Bernarda.

Sobre este último, Edwar Galarza, las autoridades informaron que su estado de salud es delicado, luego de quedar aprisionado entre los hierros retorcidos. Una de las imágenes más impactantes del choque es precisamente la del conductor del bus: terminó con las dos piernas fracturadas en el día en que supuestamente cumplía años. Le interesa: Video: así amaneció la escena del accidente de bus en Gambote

Tal parece que le amputaron una pierna y sigue en UCI.

En moto llegó la noticia

La familia de Rosalinda Miranda estaba hoy en las afueras de Medicina Legal esperando su cuerpo. Hermanos, primos y amigos se referían a ella como una mujer alegre y muy querida entre el pueblo palenquero. “No cogía rabia, la pasaba muy bien. Su última rumba fue el lunes, estuvo pasándola bueno”, dijo uno de los parientes.

Rosalinda trabajaba como independiente, todos los días visitaba otro municipios y vendía su mercancía, pero el martes decidió no hacerlo por acompañar a su padre al médico. “Ellos vinieron (a Cartagena), pero como a él no le pudieron realizar los exámenes pendientes, ella se devolvió sola y mi papá se quedó”, contó el hermano de la mujer. Él y el resto de los familiares se enteraron de lo ocurrido cuando vieron las imágenes y videos del accidente en las redes sociales, pero aún no sabían que Rosalinda había fallecido en el lugar de los hechos.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

“Un amigo, habitante de Palenque, que también iba en el bus, subió a una moto y se fue al pueblo a avisar”. Ahí supieron que su hermana, prima y amiga había muerto.

Rosalinda tenía 56 años y era la tercera de nueve hermanos.

“Mujer luchadora”

Alexander, el tercero de los cuatro hijos de Rosa Liliana había llegado hace poco a Gambote a vivir con su mamá, pero la tragedia que le ocurrió a la mujer cambiaría sus planes.

“Alegre y luchadora, una berraca”, así describe el joven a la mujer que le dio la vida, y que en el intento de mejorar su casa, falleció.

“Había salido a conseguir la plata que necesitaba para la compra de los materiales de la casa que se está construyendo. Tuvo que llegar hasta acá (Cartagena) porque en Arjona no podía retirar lo que necesitaba”.

47 años
tenía la mujer de Gambote que falleció en el accidente.

Las palabras de Alexander se escuchan llenas de dolor. Él y sus hermanos ven a Rosa Liliana como su heroína. “Ella trabajaba en el Consejo Afrocolombiano de Gambote, desde donde luchaba y peleaba por los derechos de los habitantes del pueblo”.

Berdugo Ramos había llegado hace unos cuatro años al corregimiento, luego de vivir unos 20 en Bogotá. “Cuando llegó empezó a trabajar en el Consejo”. Sus cuatros hijos continuaron viviendo en la capital del país, y ella acá (Gambote) con su pareja sentimental.

Era de Mahates

El fallecimiento de Ángela López Martelo ocurrió horas después del accidente. Hoy en la mañana, su cuerpo aún no estaba en Medicina Legal de Cartagena, pero los mensajes de condolencias de sus familiares y allegados no se hicieron esperar en redes sociales.

“Luz y esperanza”

Entre pérdidas y tantos heridos hay una noticia que fue compartida en redes sociales y que mantiene viva la esperanza. Una de las pasajeras del bus accidentado, Yulissa Paola Rivera Altahona, estaba embarazada, por los que los pronósticos luego de sufrir el aparatoso choque no eran muy favorables.

El final, sin embargo, es muy alentador. La joven, que al parecer es del municipio de Mahates, fue sometida a una cesárea en la noche del martes y su bebé logró nacer sano y salvo. El estado de salud de la mujer es reservado.

Seis heridos graves

La Policía de Carretera informó que son 28 los heridos que dejó el accidente entre la tractomula y el bus de Mahates. Varios fueron llevados al Hospital de Arjona y luego remitidos a centros asistenciales en Cartagena como la Clínica Barú, Clínica Higea, Clínica Madre Bernarda, Clínica General del Caribe, Hospital Casa del Niño y la Clínica de Fracturas.

En los reportes, las autoridades hablan de seis heridos de gravedad, entre los que está una mujer, de 70 años, que aún no ha sido identificada.




Más noticias