<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

La verdadera identidad de venezolano abatido por la Policía en Crespo

En principio la Policía lo identificó como “Deivis José Andrade León”, momentos después de robar a un turista una cadena y un pulso de $22 millones.

El pasado 10 de noviembre, en la tarde, la Policía Metropolitana de Cartagena confirmó que en medio de un operativo de persecución abatió a una persona, de 34 años, tras haber cometido un hurto a un turista en el barrio Crespo. Lea aquí: Abatido en Crespo por robar pulsera de $22 millones era extranjero

Se informó que tras un cruce de disparos fue abatido “Deivis José León Andrade”, ciudadano venezolano, presuntamente implicado en el robo de una cadena y un pulso de oro, avaluados en 22 millones de pesos. Se lo habían quitado a una persona que había salido del aeropuerto Rafael Núñez de Cartagena.

Ese mismo día, la Mecar aseguró que el nombre del abatido era “León Andrade”, de acuerdo con una documentación que se le encontró.

El cuerpo del extranjero aún permanece en la morgue de Medicina Legal, en Cartagena. Siete días después de ese episodio, una hermana de la víctima, tras haber llegado a la ciudad procedente de Caracas, habló hoy con El Universal y confirmó que la verdadera identidad de su familiar era Ronald Alberto Martínez Tabárez. Aseguró desconocer por qué fue ingresado a Medicina Legal con ese nombre.

“Yo me vi con él en Caracas el 29 de julio, para el cumpleaños de mi hijo. Allá me comentó que se vendría para Colombia, pues nuestra situación allá no es la mejor y era él quien nos estaba ayudando a mí, a mi mamá”.

Aseguró que “en Venezuela se dedicaba a trabajar también de mototaxista, como aquí, y tenía conocimiento de mecánica. Era un apasionado de las motos”, precisó Carolina Martínez, hermana del hoy difunto.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Lo sucedido

Indicó que al conocer la información por redes sociales, sobre la manera cómo murió su hermano, quedó impresionada, pues siempre le habló de que trabajaba en una moto en Cartagena.

“Días antes hablé con él, yo no sé si lo que hizo lo hizo por mí y hasta en cierta forma me he sentido culpable. Yo le comenté que me habían hecho unos exámenes y me había hallado una masa en uno de los senos y que podía ser peligroso”.

Siguió explicando que “allá en Venezuela el procedimiento me salía como por 40 dólares. Le informé y me dijo que no me preocupara que iba a trabajar para mandarme esa plata. No se si en medio de su desespero optó por hacer eso, pues realmente allá estamos pasando muchas necesidades. No lo justifico, pero a veces las personas cometemos errores”, explicó la mujer.

Pide una ayuda

Carolina Martínez aseguró que no sabe si creer que su hermano estaba metido en ese hurto; sin embargo, está en la ciudad acudiendo al corazón de los colombianos para sepultar a su hermano aquí y poder regresar a Venezuela. “Hasta ahora he contado con el apoyo de algunos paisanos que me han ayudado, pues en Cartagena no tengo a nadie”.

Precisó que ha buscado ayuda en la Alcaldía de Cartagena para sufragar los gastos, pero aún le faltan 250 mil pesos para poder llevar el cuerpo hasta su última morada. “Quiero sepultarlo como se merece, pero aún me falta algo de dinero para hacerlo y, además, necesito regresar a Caracas para estar con mis hijos. Ojalá que si alguien me quiera tender la mano se comunique conmigo al 3008179244. Se la vamos a agradecer”.




Más noticias