<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Grave menor por bala perdida en medio de trifulca en Bicentenario

Mauricio Gamboa Martínez, de 14 años, se dirigía a su vivienda tras su jornada de estudio.

Vistiendo su uniforme de estudiante, y a solo unos minutos de bajar de la ruta escolar para dirigirse a su casa, balearon en la parte izquierda del tórax Mauricio Enrique Gamboa Martínez, de 14 años. El trágico hecho ocurrió el lunes, a eso de las 7:30 p. m., en una esquina del barrio Ciudad del Bicentenario. El adolescente se encuentra intubado en la UCI de la clínica Madre Bernarda. Le puede interesar: Incautan siete vehículos montacargas en el muelle marítimo de Cartagena

El estudiante de noveno grado es la víctima de una trifulca entre jóvenes en riesgo, en la que nada tenía que ver, ya que solo se detuvo en una panadería para comprar algo de comer tras una ardua jornada educativa, según cuentan habitantes del sector.

Grave menor por bala perdida en medio de trifulca en Bicentenario

Dolor de madre

Angustiada está Fabiola Martínez Silva, madre de Mauricio, porque el menor no mejora sus condiciones de salud. “Él necesita urgente una cama de UCI pediátrica. Los médicos me dicen que tiene el pulmón inflamado, que tiene algo de fiebre y eso es preocupante. Ya lo sometieron a una cirugía y estamos pidiendo ayuda para que lo trasladen a la Casa del Niño pronto”, dijo Fabiola.

La ama de casa tiene miedo, aunque confía ciegamente en Dios. Asegura no saber exactamente cómo ocurrieron los hechos, pero pide a las autoridades que investiguen. “Me dijeron que mi hijo bajó de su ruta con sus compañeros, luego caminaron hacia una panadería que está cerca a la avenida donde los dejó el vehículo y compraron algo para repartir entre ellos, es allí cuando escucharon los disparos”, contó la madre.

Añadió que “al ver a personas correr y gritar, Mauricio intentó meterse dentro de la panadería, pero ya le habían disparado, es por eso que un señor y un joven lo auxiliaron y llevaron a la Madre Bernarda. Dos compañeras de mi hijo llegaron a mi casa, que está a solo una cuadra del sitio donde ocurrió eso, y me avisaron. “Yo quedé en shock porque mi hijo no es un delincuente, no está en malos pasos, no se mete con nadie, entonces fue cuando me explicaron que fue una bala perdida”.

Fabiola pide que su EPS -Nueva EPS- agilice el traslado a una UCI pediátrica lo más pronto posible. El menor actualmente se encuentra sedado, intubado y bajo pronóstico reservado. “Quiero que por favor me ayuden, que lo hagan por mi hijo que fue víctima de un hecho en el que nada tenía qué ver. Mi niño es un chico de la casa, es juicioso, es bueno y buen estudiante. A mi casa fueron policías de Infancia y Adolescencia y también de la Sijín, pero no me han dicho nada sobre los responsables de esto”, agregó la mamá.




Más noticias