<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

En el 2020, ocho abatidos y 3 linchados en Cartagena

Seis de esos presuntos delincuentes se enfrentaron a la Policía y dos murieron a manos de civiles. Los dos últimos abatidos eran “sujetos peligrosos buscados por varios delitos”, según la Policía.

Yassir Alberto Guerrero Olascuaga es el último. Recibió un balazo en el tórax que lo mató en el acto el viernes a las 10:50 de la noche en el sector conocido como Loma del Diamante, en el barrio Santa Rita.

No fue un homicidio. Yassir se enfrentó a la Policía tras ser sorprendido con otro sujeto en actitud sospechosa. Al ser requeridos los dos para una requisa, los individuos dispararon a los uniformados y en el tiroteo cayó abatido Guerrero Olascuaga.

Según la Policía Metropolitana, Yassir tenía registros judiciales por tráfico, fabricación y porte de sustancias estupefacientes; y violencia intrafamiliar. Su cómplice se dio a la huida.

Con Yassir, ocho presuntos delincuentes han sido abatidos en lo que va del 2020, seis de ellos en enfrentamientos con la Policía y dos a manos de sus víctimas. Otros tres sospechosos de hurto fueron linchados.

De los caso de abatidos y linchamiento, ocho han sucedido durante la cuarentena obligatoria que ha ordenado el Gobierno nacional para mitigar el contagio del COVID-19.

Ese mismo viernes 8 de mayo, y en medio de una operación desplegada por la Policía contra el Clan del Golfo en el barrio San Pedro Mártir, sector Villa del Carmen, fue abatido alias ‘’el Ñato’, quien era investigado por su presunta participación en homicidios en los barrios Nelson Mandela y Henequén. También lo investigaban por tráfico de drogas en el suroccidente de la ciudad.

Abatidos

En enero, un exmilitar le dio muerte a un presunto atracador que pretendía despojarlo de sus pertenencias en el barrio San Fernando. Cuando el ciudadano y su familia abordaba su vehículo fueron interceptados por dos hombres armados. El exsuboficial del Ejército reaccionó y mató a uno de los delincuentes.

También en enero, miembros del Gaula de la Policía dieron muerte en un procedimiento oficial a un joven, de 18 años, que presuntamente extorsionaba a un comerciante en el barrio Arroz Barato.

En marzo, en el Barrio España, cerca de la Avenida Pedro de Heredia, fue un escolta quien habría acabado con la vida de un sujeto que supuestamente le iba a robar la cadena de oro mientras caminaba a una tienda.

En ese mes fue abatido un mototaxista en el barrio Vista Hermosa tras una persecución que se extendió por varias calles luego que la Policía fuera alertada de dos sospechosos que habían atracado a varios clientes de un restaurante en 20 de Julio.

El jueves 23 de abril, un enfrentamiento entre la Policía y dos sospechosos de intentar atracar a una mujer en el Pie de La Popa dejó muerto a Armando Mendoza Pardo, de 29 años y residente en el barrio Petare.

El martes 26 de abril, un hecho confuso dejó muerto a Kevin José Pacheco Herrera, de 24 años y residente en la calle Real del barrio Nariño, en las faldas de La Popa.

La Policía Metropolitana asegura que Kevin fue abatido en medio de un enfrentamiento con miembros de una patrulla que llegaron al barrio Nariño a evitar lesiones y homicidios en una riña callejera.

Linchados

A mediados de abril, y pese al confinamiento obligatorio, un hombre fue ingresado al CAP de La Esperanza con dos lesiones con arma cortopunzante, además de múltiples golpes. La Policía confirmó que el individuo habría sido linchado al intentar cometer un hurto en el barrio La María.

El lunes 4 de mayo, en la madrugada, el final fue el mismo para los amigos y vecinos Milton David Méndez Pedraza, de 20 años; y Diego Andrés Guzmán Díaz, de 19, en un lote enmontado aledaño al barrio Arroz Barato, a un costado de la vía a Mamonal. Los dos fueron linchados por una turba que presuntamente los sorprendió en un intento de robo.

Más noticias