<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

El ‘Monstruo de Tolú’ pagará 37 años de cárcel por atroz crimen de niña

Jairo Julio Monterroza abusó sexualmente y asfixió a la menor en su propia vivienda.

A 37 años de cárcel fue condenado Jairo Eduardo Julio Monterroza, de 30 años, por el delito de feminicidio agravado en concurso con acto sexual agravado por los hechos ocurridos en la noche del pasado 24 de enero en el barrio Costa Azul, en Tolú, Sucre.

La víctima, Keilys Tous Moguea, de 8 años, fue abusada sexualmente y asfixiada a solo unos metros de su casa por Jairo, quien era su vecino. El condenado fue capturado el pasado 8 de abril por la Policía y CTI en el barrio La Cima, de la Comuna 9, en Medellín, donde se escondía después de haber cometido el atroz crimen.

Lea aquí: Jairo Julio Monterroza confesó haber abusado y asfixiado a Keilis

La Fiscalía relató en una audiencia que esa noche la niña le pidió 200 pesos a su mamá para comprar dulces en una tienda, Julio Monterroza aprovechó ese momento para llevar a la niña a su casa, donde la violó y luego la asfixió tapándole la boca y la nariz.

El condenado aceptó los cargos y no mostró ni una gota de arrepentimiento.

La menor salió a comprar dulces a una tienda cercana.

“De acuerdo con la investigación se pudo establecer que la menor desapareció el 24 de enero en la tarde cuando fue vista por última vez jugando en la casa del hoy procesado. Al otro día fue encontrada a las 8 de la mañana en ese lugar”, dijo la Fiscalía en un comunicado.

Lea también: Capturan a presunto asesino de una niña de 8 años en Tolú

Añadió que “durante la recolección del material probatorio se pudo establecer que en el suéter de Julio Monterroza se halló sangre de la víctima y en el cuerpo de la menor se encontraron rastros de ADN del procesado, claves para que la Fiscalía pudiera determinar su presunta responsabilidad en el crimen”.

Cabe recordar que el Jairo vio a los familiares de la menor en su operación de búsqueda, tras su desaparición, y se limitó a decir que no sabía dónde estaba.




Más noticias