<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Dolor por muerte de niña de un año que cayó en un balde con agua

Este lamentable episodio ocurrió en el barrio San Fernando en Cartagena la noche del viernes. La pequeña falleció en la madrugada de ayer sábado.

Hay mucho dolor, impotencia y rabia por el desafortunado desenlace de un hecho que terminó acabando con la vida de la pequeña Milagros Sánchez Baiter, de un año y medio de nacida. Lea aquí: Robaron carroza fúnebre con cadáver a bordo en El Banco, Magdalena

Los hechos, según cuenta el mismo abuelo de Milagros, ocurrieron el viernes en el sector Jorge Eliécer Gaitán del barrio San Fernando. Eran cerca de las 7 de la noche.

Relata el señor Kenny Sánchez que la pequeña estaba en los brazos de su madre, pero llegó la hora de servir la comida y ella se dispuso a realizar esa labor. Decidió bajar a la niña y sentarla en una silla para poder distribuir los alimentos.

La familia de la niña fallecida aseguran que la pequeña llegó con signos vitales, y por una presunta negligencia médica murió.

Minutos después comenzó a llamar a los habitantes de la casa para que fueran a comer. “Cuando ella comenzó a buscar a Milagros no la encontró, ni en la sala ni en las habitaciones. Luego decide ingresar al baño y la ve donde está dentro de un balde con agua, lo que causó la alarma entre todos. La reanimaron y de inmediato la llevaron hasta la Clínica Gestión Salud”, explicó el abuelo.

Relató que en este centro asistencial logró ser estabilizada y remitida hacia la Clínica Madre Bernarda. “Cuando íbamos en camino hacia allá nos informaron que mejor se la llevaran a la clínica Blas de Lezo. Al instante volvieron a comunicar que no, que llegaran a la Madre Bernarda y por último que siguieran a la Blas de Lezo. En fin, en esta última fue que la atendieron”.

Aquí fue ingresada a la Unidad de Cuidados Intensivos, pues a pesar que la niña estaba con vida, requería de una atención especializada por el delicado estado en que había llegado.

“La niña, cuando estaba en Gestión Salud, le dio un paro y fue atendida con prontitud. Cuando llegó a la Blas de Lezo, ingresó a la UCI y entró en paro. Mi hija (mamá de la niña) se dio cuenta que la habían dejado sola y no reaccionaron a tiempo”, denunció en medio de su dolor el abuelo.

Eran las 2:15 de la madrugada del sábado cuando les informaron que Milagros había fallecido.




Más noticias