<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Destrozado por mina que puso su propio grupo: así murió el temido ‘Pirry’

Felipe Alcocer era el único cabecilla de la Dirección Nacional del Eln que aún quedaba delinquiendo en Colombia.

Destrozado por una mina antipersona que su propio grupo había sembrado en esa región del sur de Bolívar. Así murió Felipe Alcocer Alvarino, alias ‘Pirry’, el único cabecilla de la Dirección Nacional del Eln que aún quedaba delinquiendo en Colombia.

Su muerte la confirmó el Gobierno nacional ayer en la tarde, luego que peritos forenses del laboratorio de genética de Medicina Legal analizarán lo que quedó de su cuerpo: una cabeza separada del cuello y un torso abierto de tajo. Comprobaron que era él tras cotejar una muestra del ADN de los tejidos con la de un familiar de 20 años. Le puede interesar: Duque confirma muerte de alias ‘Pirry’, cabecilla del Eln en Bolívar

Alias ‘Pirry’ murió en la misma operación militar que realizaron tropas del Ejército el sábado pasado (4 de junio) en la vereda de Mico Ahumada, jurisdicción del municipio de Morales (sur de Bolívar), y que dejó a otro presunto guerrillero muerto y dos mujeres capturadas, una de ellas Violeta Arango, compañera sentimental de Alcocer y señalada de participar en el atentado al Centro Comercial Andino, de Bogotá, el 17 de junio de 2017.

El ministro de Defensa, Diego Molano, aseguró que ‘Pirry’ era el cabecilla más importante del Eln que permanecía en Colombia. “Estaba vinculado a homicidios, secuestros, ataques contra la Fuerza Pública y otros delitos”.

La detención de ‘Pirry’ era prioritaria para el Gobierno. Los informes de inteligencia señalan que era el comandante del frente de guerra Darío Castro Ramírez con influencia en el sur de Bolívar, Bajo Cauca, Magdalena Medio, Nordeste y Norte de Antioquia. Llevaba 30 años en la subversión y era tal su cercanía con los jefes que también integraba la Dirección Nacional de la organización.

El día del operativo hubo un enfrentamiento que se prolongó varias horas. Un guerrillero fue abatido y ‘Pirry’ murió cuando trataba de escapar y cayó en el campo minado que habían sembrado para evitar que se acercara el Ejército. Por su captura había una recompensa de hasta mil millones de pesos y el Gobierno Nacional lo tenía incluido en su lista de los “Símbolos del Mal”. Lea también: Alias ‘Violeta’, capturada en el sur de Bolívar, se declaró inocente

Las investigaciones también indican que ‘Pirry’ usaba otra identidad para confundir a las autoridades. Su nombre real, según la Fiscalía, era Felipe Alcocer Alvarino, pero tenía documentos de identificación alterados a nombre de Wilfredo Vásquez Castrillón.

Entre las principales acciones terroristas que cometió se destacan el ataque en 2018 a la subestación de Policía de Monterrey (Simití, Bolívar) y la instalación de minas en campos del corregimiento Barro Blanco (Tarazá, Antioquia), en noviembre de 2012. Estaba en el cartel de los 30 criminales más peligrosos y responsables del reclutamiento, uso y utilización de niños, niñas y adolescentes en Colombia, según el Ministerio de Defensa.




Más noticias