<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Denunció a su exmarido porque la acuchilló y golpeó, en Tierrabomba

La mujer invita a las personas que sean víctimas de violencia intrafamiliar a denunciar ante las autoridades.

Leidys teme por su vida. Hace 8 años inició una relación sentimental con un hombre que, según cuenta, siempre quiso comprarla con detalles y manipularla.

La mujer reside en la isla de Tierrabomba, tiene 34 años y dos hijas; trabaja como cocinera en un barrio de Cartagena y afirma que desde que decidió ponerle fin a esa relación su vida cambió. “Nos conocimos en la isla, al principio todo iba bien, él me regalaba de todo, era amable, pero cuando comenzamos a vivir juntos las cosas cambiaron”, comenta la mujer.

Denunció a su exmarido porque la acuchilló y golpeó, en Tierrabomba

Le puede interesar: ¡Hay justicia! Condenado por atroz feminicidio de Urvana Pérez en Bolívar

Agrega que el hombre, de 41 años, comenzó a engañarla con varias mujeres, a quitarle dinero y maltratarla física y psicológicamente, por lo que decidió dejarlo. “Comenzó a asistir a una iglesia cristiana, dejó de tomar, cambió su actitud y yo le creí y volvimos, pero apenas regresamos siguió maltratándome”, añadió.

A principio de este año tomó la decisión de alejarse por completo de él pero, “comenzó a buscarme, intentó agredirme sexualmente varias veces y eso me daba miedo porque yo tengo dos hijas”.

Tuvo que cambiar las chapas de las puertas de su casa, cambiar de número telefónico y solicitar amparo policial. “Pero eso no fue suficiente porque me seguía amenazando y golpeando. Un día me persiguió en Cartagena, en una moto, me jaló mi bolso y me hizo caer de la mototaxi en que iba. Me fracturó dos dedos”.

Denunció a su exmarido porque la acuchilló y golpeó, en Tierrabomba

El pasado 6 de septiembre el sujeto intentó matarla a cuchillo, tras una discusión. “Le dio rabia que yo hubiera ido a una fiesta y me acuchilló en varias partes del cuerpo”, expresó Leidys.

Sin miedo

Ese fue el detonante para denunciarlo ante las autoridades. Leidys dice que antes no había tenido suficiente valor, pero dejó el miedo atrás y ahora espera que las autoridades hagan algo pues no quiere ser un número más en las estadísticas de feminicidios en Bolívar.

“No quiero que me mate, yo me siento desamparada y busco ayuda para mí y mis hijas porque también le ha pegado a ellas. Las veces que he denunciado a la Policía, no me han prestado atención, pero esta vez fui a la Fiscalía y estoy haciendo todo para cuidar mi vida”, dijo.

Le puede interesar: Cartagenera habría sido asesinada por su pareja en Uribia, La Guajira

Leidys quiere acabar con esa pesadilla, pero todavía hay muchas mujeres que no toman la decisión de denunciar a sus agresores por muchas razones. En lo que va del año, 19 mujeres han sido asesinadas en Bolívar, ocho de ellas son casos de feminicidio.

La mayoría de estas muertes pudieron prevenirse y por eso, la mujer envía este mensaje: “yo sé que da miedo, que a veces hasta nos juzgan, pero no hay que quedarse calladas, hay que cuidar nuestra vida”.

Denunció a su exmarido porque la acuchilló y golpeó, en Tierrabomba

¿Cómo denuncio?

En Colombia, la Ley 1257 de 2008 estableció cuáles son las rutas para denunciar a los agresores. Lo primero es notificar a las autoridades en la Comisaría de Familia, un juez civil municipal, un juez promiscuo municipal, una estación de Policía o la Fiscalía. También puede ir a Profamilia, el Instituto de Medicina Legal y al ICBF si hay menores involucrados.

En Cartagena puede acudir al Centro de Orientación a la Mujer (Comujer), que es parte del programa de Trabajo Social de la Universidad Rafael Núñez o llamar a la Policía Naciona a los números 122, 123 y 155.

Según lo estipulado por la Ley 1257, las sanciones que se le impondrán al agresor pueden incluir el desalojo, restricción, indemnizaciones, separación económica, y, en casos más graves, la cárcel. El Estado debe velar por su seguridad, lo que implica toda una serie de beneficios que le permitan recobrar su salud física y mental.

Leidys tiene miedo de salir sola a la calle y se encuentra incapacitada por las heridas, pero seguirá luchando para ella y sus hijitas, ahora con las autoridades.




Más noticias