<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Cumplía 41 años y recibió 12 balazos: asesinato en El Carmen de Bolívar

Lo que dicen en el municipio es que el sicario lo saludó y luego le disparó en su casa. La Policía habló de quién era el difunto y a qué se dedicaba.

En el sector El Tigre, del barrio Las Mercedes, de El Carmen de Bolívar, dicen que en la tarde de ayer domingo Ofran estaba muy contento porque festejaba su cumpleaños número 41. Lea aquí: Sicariato en Marialabaja: un muerto, un herido y un pistolero capturado

Sin embargo, en cuestión de segundos, del festejo y la alegría se pasó al dolor y al llanto. De acuerdo a un reporte conocido, se supo que siendo las 5:30 de la tarde del 4 de diciembre, una persona que pasaba caminando por el sitio, al parecer saludó y felicitó al cumplimentado y acto seguido sacó una pistola 9 milímetros y le disparó en repetidas ocasiones.

Ofran Antonio Arroyo Novoa, como fue identificado, cayó al suelo tras recibir 12 impactos de bala en diferentes partes del cuerpo, varios de esos tiros en la cabeza.

Quienes estaban allí salieron despavoridos, mientras que el sicario huyó a pie y unos 70 metros más adelante se subió a uno moto donde lo esperaba su cómplice.

Sobre este hecho, la Policía fue informada y al llegar al sitio encontró el cuerpo de Arroyo Novoa, por lo que procedió a realizar el levantamiento del cuerpo y lo trasladó a la morgue de Medicina Legal, en esa misma población.

El hecho comenzó a hacerse viral en redes sociales y de inmediato y los mensajes de condolencias para sus familiares no se hicieron esperar. La Policía explicó que en el año 2016, Ofran fue capturado por el delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

Además, en la actualidad, era un presunto integrante de la banda Los Cascarones, cuyos miembros son reconocidos expendedores de sustancias alucinógenas en varios barrios de El Carmen de Bolívar.

Líos con la justicia

Desde el Comando de Policía se informó que están tras la pistas de los que participaron de este homicidio. De la misma manera trata de establecer si el hecho tiene alguna relación con los “lío judiciales” que tenía el hoy difunto: tenía cuatro anotaciones judiciales por los delitos de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes; una por violencia contra servidor público, otras por lesiones personas y una última por amenazas.




Más noticias