<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Crimen en Albornoz: cinco años después llega la justicia

A Rafael Barrera lo asesinaron a balazos y machetazos en el 2016, y hasta hace poco capturaron a uno de los presuntos responsables.

El 16 de julio de 2016, día de la Virgen del Carmen, fue la última fiesta de Rafael Santos Barrera Ortiz. Celebraba junto a sus amigos y familiares el cumpleaños de su cuñada en el barrio Albornoz.

La idea de Rafa y sus parientes era amanecer celebrando, pero la llegada de pandilleros los interrumpió y dejó a su paso mucho dolor.

“A mi hermano lo mataron a machetazos y balazos. El impacto en la ingle fue el mortal”, dijo Ledis Barrera, la misma mujer que ha estado pendiente del caso desde aquella dolorosa noche.

Cinco años de impunidad

Solo uno de los 15 hombres que habrían atacado y participado en el asesinato de Barrera Ortiz está ahora en manos de las autoridades. “El lunes capturaron en Los Caracoles al principal homicida de mi hermano. Es alias ‘el Coco’”, afirmó la mujer.

“Los demás no tienen ni orden de captura. Uno de ellos, que en el momento del asesinato era menor de edad, fue aprehendido meses después y enviado a Asomenores, pero se voló, no duró ni un mes. Él no ha cumplido la condena de ocho años que le impusieron. Está prófugo, así que si lo vemos podemos dar aviso para que lo capturen”, agregó Ledis.

Rafael dejó un dolor profundo en sus familiares, quienes desde ese 16 de julio no han descansado, pues la justicia parecía no llegar. Ahora sienten que están más cerca y que los responsables podrán pagar.

“El fiscal que tenía el caso no había hecho nada, en tanto tiempo y no habían capturado a nadie, pero con el cambio de fiscal sí vemos avance, esperamos que el proceso continúe”.

Ledis y su mamá siguen al tanto del caso. Dice que están pendientes a las audiencias para la imputación de cargos y medida de aseguramiento del presunto agresor que le habría arrebatado de 20 años a su hermano.

“Esos pelaos llegaron a dañar la fiesta, solo eso les importaba. No había nada que robar, tenían sed de sangre, fue tan injusta la muerte de Rafa”, dijo para aquella fecha su hermana.




Más noticias