<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

A conductor lo habrían asfixiado para robarlo

Todo indica que a Julio Romero Torres lo mataron para robarlo. Al hombre de 75 años lo encontraron muerto en su casa, con una sábana atada a su cuello y parte de esta metida en la boca.

Este trabajaba conduciendo un Jeep colectivo. Vivía en el sector Corazón de Jesús de El Pozón con su esposa, pero el miércoles estaba solo porque esta se había ido a Sincelejo a visitar a una hija.

Ese día fue la última vez que lo vieron, cuando salió al patio en la mañana a recoger unos mangos. A las 6 de la tarde lo hallaron muerto en la sala de su casa. Los mangos que había recogido estaban regados y todo indica que quien lo agredió esperó a que entrara para enfrentarlo y terminó asfixiándolo. Su esposa cree que lo mataron para robarlo, pues faltaban las dos alcancías que guardaba en su escaparate.

“Una la abría solo en diciembre, y la otra cuando el carro tenía un daño”, dijo su esposa.

De otra parte, está el caso de Enrique Cadena Zambrano. Ayer en la mañana, caminaba por el sector Las Delicias de La Esperanza cuando un pandillero le dio un balazo letal en la cabeza.




Más noticias