<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Condenan a asesinos del fiscal Pecci: “Aplicaron la mínima”, dice su padre

Francisco Pecci pide que sea la justicia paraguaya la que logre llegar a los que ordenaron la muerte de su hijo.

Francisco Pecci, padre del fiscal paraguayo asesinado el pasado 10 de mayo en Isla Barú, Marcelo Pecci, dijo que la justicia de su país debería llegar a los autores intelectuales y opinó que es llamativo que le hayan aplicado la pena mínima a cuatro de los cinco procesados por el crimen de su hijo.

El viernes en la tarde, un juez con funciones de Conocimiento de Cartagena condenó a 23 años y 6 meses de prisión al venezolano Wendre Still Scott Carrillo (disparó contra el fiscal), al cartagenero Eiverson Adrián Arrieta Zabaleta (responsable del transporte y la logística); y a Marisol Londoño Bedoya y su hijo Cristian Camilo Monsalve Londoño, involucrados en los seguimientos. Le puede interesar: Condenan a 23 años de cárcel a los capturados por el crimen de Marcelo Pecci

Los procesados, según la Fiscalía, deben cumplir la sentencia en cárceles de máxima seguridad. El quinto imputado por los delitos de homicidio agravado y porte ilegal de arma de fuego, Francisco Luis Correa Galeano, señalado como presunto articulador del crimen, no aceptó los cargos y se declaró inocente.

La investigación aplicada por la Fiscalía en el homicidio del fiscal Pecci permitió su esclarecimiento en apenas 22 días y la condena de cuatro procesados en 38 días.

“Espero que se logre hallar a los autores morales. Sería bueno que la justicia paraguaya sea la que logre llegar a los que ordenaron la muerte de mi hijo. Esta herida para nosotros nunca se va a cerrar”, comentó acongojado Francisco Pecci a la prensa de su país.

El padre del fiscal paraguayo agregó: “en el caso de mi hijo, creo que es el primer fiscal en la historia jurídica del Paraguay que ha sido asesinado. La legislación colombiana me sorprende, yo no la comprendo, porque ellos aceptaron los cargos y le aplicaron la mínima, que es de 23 años y 6 meses a los autores materiales que dieron como reconocido el hecho que han matado a mi hijo”. Lea también: El video que muestra cómo se cometió el asesinato contra el fiscal Pecci

Durante la audiencia del viernes, y poco antes de que el juez dictara sentencia, los familiares del fiscal Marcelo Pecci pidieron a la justicia emitir la máxima condena contra los imputados por el atentado y se negaron a recibir compensación económica como reparación.

“El problema ahora es que se ubiquen a los autores morales, a los que ordenaron, que deben ser un grupo o uno de estos clanes mafiosos que hay en varios países. No es fácil eso”, puntualizó al diario paraguayo ABC TV el padre de Marcelo Pecci Albertini.

En la diligencia de sentido de fallo condenatorio, los procesados pidieron perdón a la ciudadanía y a la familia del fiscal paraguayo por el crimen. Marisol Londoño fue la primera en hacerlo. “Quiero pedirle a la nación de Colombia y a ustedes por el error, que me perdonen, igualmente a la familia del señor Pecci, a Paraguay y al mundo entero que me perdonen. No volveré a cometer un acto de estos, estoy arrepentida de todo corazón”. Lea aquí: Redes sociales sirvieron a los asesinos para ubicar a Pecci en Cartagena

Más de tres mil actividades investigativas efectuadas por personal del CTI y de la Dijín de la Policía, bajo el liderazgo de tres fiscales especializados, llevaron a que cuatro de los cinco capturados aceptaran cargos y recibieran una condena.

Responsabilidad penal

El material de prueba obtenido por la Fiscalía General de la Nación demostró que Marisol Londoño Bedoya y Cristian Camilo Monsalve Londoño hicieron los seguimientos al fiscal Pecci y a su esposa, días y minutos antes del asesinato. Lea: Por el crimen del fiscal Pecci se habrían pagado $2.000 millones

Por diferentes medios informaron sobre todos sus movimientos y ubicación. Incluso, videos de cámara de seguridad los muestran en el mar indicando el punto exacto al que debían llegar los homicidas. El día del crimen, Wendre Still Scott Carrillo, junto a otro hombre, se movilizó a Playa Blanca, frente a Isla Barú. El traslado lo hizo Eiverson Adrián Arrieta Zabaleta en un vehículo particular.

Ahí pagaron por una moto acuática y se trasladaron a la playa en la que descansaba el fiscal paraguayo. El ciudadano extranjero se acercó a la víctima y le propinó tres disparos. Luego, retornó junto a su acompañante en el jet ski a Playa Blanca, y escaparon en el carro que conducía Arrieta Zabaleta.




Más noticias