<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Chef bolivarense, en UCI tras explosión en hotel: era su primer día de trabajo

Julio Cañas Lozano estaba contento porque había conseguido empleo, pero ahora se encuentra entre la vida y la muerte.

Con cadenas de oración, alabanzas al cielo y mucha fe los familiares de Julio César Cañas Lozano, de 21 años, esperan que se logre un milagro.

El joven, recién graduado de chef, y natural de La Palma, corregimiento del municipio de Morales, sur de Bolívar, permanece en una UCI de la ciudad de Medellín tras resultar con graves quemaduras en la explosión de un hotel en construcción, en la entrada a Caño Dulce, en el municipio de Tubará, en Atlántico.

La emergencia ocurrió el pasado 6 de octubre y Julio César cumplía con su primer día de trabajo en la cocina del Hotel Lotus Glamping, que iba a ser inaugurado por lo alto el día 8.

La apertura no se ha podido realizar porque en la cocina del inmueble se produjo una fuerte explosión, al parecer, por fallas en el fluido de gas propano, y cinco personas resultaron afectadas: dos de ellas murieron.

Chef bolivarense, en UCI tras explosión en hotel: era su primer día de trabajo

Las víctimas fatales fueron Manuel Bolaños, un pescador de Tubará que había sido contratado para diferentes labores en el hotel. La segunda víctima fue Fabio Gutiérrez, de 28 años, quien era hijo del propietario del hospedaje y que también resultó con graves quemaduras.

Cañas Lozano, según contaron sus familiares a medios de Barranquilla, se graduó de chef en agosto y de inmediato comenzó a buscar empleo, hallando esa gran oportunidad en Tubará. Lea: Fiesta y tragedia: Dos jóvenes, de 18 años, murieron en riñas a cuchillo

Ese día estaba haciendo algunas pruebas cuando ocurrió la emergencia. De inmediato fue llevado a un centro médico, junto con los demás heridos, pero por la gravedad de las lesiones lo remitieron a una clínica de mayor complejidad en la capital de Antioquia. Fue trasladado en avión-ambulancia.

En una entrevista pasada, los parientes de Julio contaron que este “llegó a la clínica Porto Azul (Barranquilla) consciente, desbloqueó su celular y dio el número de un tío, pero ahora se encuentra sedado, esta delicado porque se quemó el 75 % del cuerpo. Le hacen curación cada dos días, nos han dicho que debemos tener paciencia, ha estado presentando fiebre le harán una serie de exámenes y le va ir quitando los sedantes y quitarle el tubo”.

Más noticias