<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Ceballos: Policía, tras la pista de asesinos de ‘Champe Yamaha’

El mecánico de motos falleció 12 horas después de haber recibido 5 balazos. Su familia dice que nunca le conocieron amenazas. Tenía antecedentes.

La búsqueda de algunas pistas que puedan dar con la ubicación de los presuntos responsables de la muerte de ‘Champe Yamaha’ aún no están claras, pero la Policía Metropolitana de Cartagena sigue trabajando para esclarecer este homicidio ocurrido en el barrio Ceballos de Cartagena, en la noche del 1 de diciembre. Lea aquí: ‘Champe Yamaha’, asesinado de 5 balazos frente a su familia en Ceballos

Las razones que motivaron el asesinato de Hernando José Narváez Vélez, ‘Champe Yamaha’, de 25 años, siguen siendo un misterio, pero las autoridades le apuntan a que todo puede ser una supuesta retaliación.

Lo que sí confirmó la Policía es que el hoy fallecido presenta dos anotaciones por el delito de lesiones personales; tiene otra por fabricación, tráfico, porte o tenencia de arma de fuego, accesorios, partes y municiones. Además tiene cuatro órdenes de comparendo por violar la ley 1801 del 2016, en su artículo 27 #6, que prohibe la tenencia de armas cortopunzantes.

En redes sociales se aseguraba que este mecánico habría participado en el hurto de motocicletas, pero la Metropolitana no tiene registro sobre estos casos en particular.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Lo matan en su casa

‘Champe Yamaha’ estaba sentado en su casa de la calle de La Cruz en el barrio Ceballos, en la noche del miércoles. Eran las 7:40 p.m. cuando un sujeto ingresó a su casa y sin mediar palabras le propinó cinco balazos: recibió uno en la región cervical, dos más en el tórax y y otros dos en el brazo izquierdo.

El sicario, sin importar que estaba delante de sus hermanos, su mamá y sus sobrinos, unos niños, sacó el arma de fuego y sin contemplación le disparó.

El pistolero, quien llevaba tapabocas, corrió y se subió en la moto donde lo esperaba su compinche. Al herido, por su parte, lo auxiliaron y llevaron a la Clínica Blas de Lezo esa misma noche. Sin embargo, en la mañana del jueves, 12 horas después de haber sido herido, falleció. Era mecánico de motos y deja una niña de un año.




Más noticias