<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Cartagenera habría sido asesinada por su pareja en Uribia, La Guajira

El Comando de Policía de La Guajira indicó que el presunto responsable se entregó. Fueron cuatro cuchilladas las que recibió la docente bolivarense.

Kandy Ballaneth Caballero Viloria salió de su natal Cartagena hace algunos años para tener un mejor futuro. Todo indica que en La Guajira consiguió estar mejor junto a su pareja sentimental Víctor Alfonso Meza Freyle. Vivían en el municipio de Uribia, en el norte del departamento. Lea aquí: Video: ¿Eva Felicia habría lanzado señales de que su vida corría peligro?

Los problemas de pareja habían aumentado en los últimos meses, según vecinos del barrio Aipiamana, donde residía la pareja.

Se conoció que hace una semana, Kandy Ballaneth, de 41 años, habría acudido a la Casa de Justicia de la población a interponer una denuncia contra Víctor Alfonso por violencia intrafamiliar. La mujer cartagenera trabajaba como docente en La Guajira.

Lo que se ha podido establecer es que, al parecer, los esposos habrían estado departiendo desde la noche del sábado hasta la madrugada de ayer domingo y se inició una discusión. En medio de esa pelea, presuntamente el marido de Kandy tomó un cuchillo y la atacó en cuatro oportunidades, dejándola tendida en el piso de la casa. Tras cometer el hecho, huyó del lugar de los hechos en un carro.

Según el informe del Comando de Policía de La Guajira, vecinos del sector dieron aviso de que en la vivienda había una mujer herida, por lo que fue trasladada al hospital de la población. Tiempo después falleció la mujer.

La institución indicó que familiares de la hoy difunta aseguraron que el presunto responsable sería el cónyuge, por lo que se inició un operativo para capturarlo. Ayer se conoció, por parte de la Policía, que Meza Freyle se entregó a la Policía en la ciudad de Riohacha. Ahora se está a la espera de que se le legalice la captura y que un juez decida su situación jurídica.

En Uribia hay consternación por este suceso, pues la profesora cartagenera se había ganado el cariño de los pobladores, ya que era una persona muy amable y servicial. “Con los niños era muy cariñosa. Y además le gustaba colaborar mucho”, dijeron vecinos de la mujer.




Más noticias