<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

50 años de cárcel por asesinar a policía durante trifulca en La Esperanza

En los hechos, en el sector Las Delicias, resultó herido otro patrullero y tres casas quedaron destruidas.

Lo que parecía un procedimiento rutinario para una patrulla motorizada en el sector Las Delicias, del barrio La Esperanza, terminó en una violenta trifulca que dejó un policía muerto, otro herido, tres casas destruidas y un residente de esa zona que fue capturado y ahora condenado como persona ausente.

La tragedia, tristemente aún recordada en La Esperanza, ocurrió en la madrugada del lunes 7 de mayo de 2012. Casi exactamente diez años después, la Fiscalía General de la Nación ha confirmado que un juez con funciones de Conocimiento de Cartagena ha condenado a Wilson Puello Velásquez por el asesinato del patrullero Samir Montes Oviedo y por las heridas que le causó al compañero de este, Michael Alexander Ariza Taborda. Le puede interesar: Por muerte de policía en Las Palmeras juez envió a la cárcel a ‘Ever’

“Los elementos materiales probatorios aportados por un fiscal especializado fueron suficientes para que el juez condenara a 50 años de prisión a Puello Velásquez por los delitos de homicidio agravado en concurso con tentativa de homicidio”, señala el ente acusador. La sentencia fue apelada por la defensa del hoy condenado ante el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Cartagena. En todo caso, el juez del caso libró orden de captura en contra del sentenciado.

7 de mayo
de 2012 ocurrió el asesinato del patrullero Montes Oviedo en el sector Las Delicias, del barrio La Esperanza.

¿Qué pasó?

Al Centro Automático de Despacho de la Policía llegó la información de vecinos del sector Las Delicias que se quejaban por el volumen estridente de un potente picó. Era la 1 de la madrugada. Samir Montes Oviedo y Manuel Ariza Taborda fueron los encargados de atender el llamado de la comunidad, pero lo que sería un procedimiento sencillo, cayó en manos de la intolerancia.

Los patrulleros llegaron a la casa donde estaba el picó y solicitaron que lo apagaran. A varias personas que estaban bailando no les gustó que les terminaran la rumba y lanzaron piedras contra los uniformados, quienes se vieron obligados a solicitar apoyo. En medio de esa confusión hubo disparos que salieron de la casa donde sonaba el picó. Una de las balas le dio al patrullero Ariza en el brazo derecho. “Su compañero (Montes) lo sacó hacia un sitio seguro y cuando regresó al lugar de la pelea, lo impactaron a él en la cabeza”, explicó en ese entonces el Comando de la Metropolitana. Lea aquí: Clan del Golfo, autor de ataque contra policías en El Carmen de Bolívar

Otros tres policías que llegaron como apoyo fueron golpeados con piedras y objetos contundentes. Aunque trató de huir, Wilson Puello fue capturado esa misma madrugada con una pistola 9 milímetros. Un día después, al ser presentado en audiencias concentradas ante un juez de Garantías, Puello aceptó que él disparó contra los uniformados, pero aseguró segura que lo hizo para defender a su familia.

La sentencia fue apelada por la defensa del hoy condenado ante el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Cartagena. En todo caso, el juez del caso libró orden de captura en contra del sentenciado.

Dos versiones

Según su relato, en la madrugada de ese lunes él dormía cuando escuchó una algarabía en la calle. “Me asomé a ver qué sucedía y vi la calle llena de policías. Los uniformados estaban tirando piedras contra las casas. Mi esposa sacó una cámara y empezó a grabar. Uno de los policías, eran como 12, la vio y alertó a los demás. Entonces lanzaron piedras contra mi vivienda y de un momento a otro empezaron a disparar. Yo saqué mi arma y disparé hacia a calle”, contó Puello.

El argumento de la Fiscalía, sin embargo, fue otro. Tal parece que Wilson Puello si estaba en la fiesta y habría sido uno de los primeros que lanzó piedras contra los policías. “Luego de lanzar las piedras, Puello corrió a su vivienda y se refugió. Posterior a ello sacó un arma de fuego y disparó contra los policías, impactando en un brazo al patrullero Ariza y luego en la cabeza a Samir Montes. Después escapó de su casa y fue capturado por la Policía”, afirmó la fiscal, que agregó que no fueron miembros de la Policía quienes destrozaron la casa de Puello, sino sus vecinos.




Más noticias