<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Tome nota: alimentos con los que podría controlar y prevenir el estrés

Cuando el estrés se prolonga en el tiempo, los efectos sobre la salud pueden ser devastadores, por eso sepa cómo gestionarlo.

El estrés, una respuesta natural del cuerpo a situaciones demandantes, ha estado presente en la vida de los seres humanos desde tiempos ancestrales. Sin embargo, la vida contemporánea, con sus ritmos acelerados y constantes demandas, ha llevado a que el estrés crónico se convierta en una epidemia silenciosa con graves repercusiones en la salud.

Alimentos contra el estrés y la ansiedad

Afortunadamente, además de técnicas de relajación y ejercicio, hay alimentos que pueden ayudar a combatir el estrés y la ansiedad. Estos son algunos de ellos:

Chocolate negro: rico en antioxidantes y con la capacidad de mejorar el estado de ánimo, el chocolate negro (con un alto contenido de cacao) puede ayudar a reducir el estrés. Lea aquí: ¿Tienes mucho estrés? Técnicas para reducir la tensión y recuperar la calma

Frutos secos: almendras, nueces y pistachos, por ejemplo, contienen vitamina E, zinc y magnesio, nutrientes que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico y mejorar el estado de ánimo.

Avena: este cereal libera serotonina, un neurotransmisor que produce una sensación de bienestar y relajación.

Pescado azul: salmón, atún y caballa son ricos en ácidos grasos omega-3, que ayudan a reducir los niveles de cortisol y adrenalina, hormonas relacionadas con el estrés.

Té verde: contiene un aminoácido llamado teanina, que puede tener un efecto relajante en el cerebro.

Aguacate: fuente de vitamina B, esencial para mantener nervios y células cerebrales saludables.

Yogur: los probióticos presentes en el yogur pueden tener propiedades beneficiosas para el cerebro, ayudando a reducir la sensación de estrés y ansiedad. Lea aquí: Anticoncepción y síndrome de ovario poliquístico: lo que debes saber

Controlar el estrés es esencial no solo para nuestra salud mental, sino también para la salud física. Vivir en un estado constante de alerta y tensión nos expone a una amplia variedad de problemas de salud, muchos de los cuales pueden ser graves. Si bien es cierto que el estilo de vida moderno a menudo es frenético, es vital que encontremos momentos de calma y relajación.

Más noticias