<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

¿Sabía que el estrés puede ocasionar enfermedades de salud oral?

Especialistas explican algunos efectos del estrés en la salud oral y qué puede hacer para tratarlo.

El estrés se ha convertido en una de las enfermedades más comunes en los seres humanos y más aún después de pandemia. Factores como el distanciamiento social, el aislamiento y el teletrabajo, llevaron a que esta sintomatología aumentara en las personas. Pero no es una problemática nueva, por el contrario, ha sido estudiada y analizada a través de los años, debido a su importancia y a las consecuencias que trae para los seres humanos.

Los expertos afirman que el estrés puede llegar a ser un detonante de la depresión o peor aún, llevar al suicidio. Sin embargo, no son estas las únicas consecuencias de esta enfermedad, de pronto las más reconocidas, pero... ¿Se ha imaginado en algún momento que el estrés pueda afectar la salud oral? Lea aquí: La salud bucal, puerta de entrada a una adecuada nutrición

Se ha demostrado que los niveles altos de la hormona cortisol, la cual se libera durante episodios de estrés, tiene la capacidad de generar inflamación a nivel de la cavidad oral como, por ejemplo: gingivitis, periodontitis, bruxismo, gingivitis, caries, xerostomía, aftas, fisuras o fracturas dentales, patologías pulpares, afectaciones a nivel de la articulación temporo mandibular. En otros casos, el sistema inmune de algunos pacientes presenta una respuesta deteriorada, lo cual los hace más susceptibles a patologías o afecciones comunes como: aftas o herpes.

En el año 2007 el Journal of Periodontology publicó un estudio que reveló el estrés afecta la salud oral.

“Además de las consecuencias que puede traer el estrés en la salud oral de una persona, esto puede desencadenar otras molestias como cefalea, dolor dental, pérdida de dientes, dolor no específico, abscesos dentales. Por esta razón, es muy importante identificar el problema para así darle manejo de la manera correcta, bien sea a través de interconsulta con psicología o psiquiatra, según el caso lo requiera ya que en ocasiones el paciente necesita ayuda terapéutica y medicación” afirmó Heidy Paola Arenas Martínez, Odontóloga, Especialista en Periodoncia y docente de la Fundación Universitaria San Martín.

Para poder detectar esta problemática, es importante asistir a controles periódicos (en promedio cada 3 meses) que permitan identificar las causas de la enfermedad que aqueja el paciente y la solución o tratamiento respectivo. Como recomendación preventiva, es importante dar un manejo consiente en determinar cuál o cuáles son los desencadenantes de los episodios de estrés y así poder canalizarlos en otras actividades lúdicas, deportivas u otra actividad que le genere placer.

“Los pacientes deben aceptar y reconocer la importancia de esta enfermedad y aceptar el tratamiento sicológico sugerido por los médicos tratantes. Se debe dejar de lado la idea errónea “que solo los locos necesitan ir al psicólogo”, ya que posterior a las cuarentenas que tuvimos que realizar debido al COVID-19, aumentaron en gran medida las consultas debido a afectación de salud oral por episodios de estrés” recalcó la doctora Arenas. Lea también: Mitos y realidades que debe tener en cuenta en su salud oral

Una de las enfermedades orales más comunes es el bruxismo, ya que es considerado el signo y la alarma más común del estrés. Esta generalmente es manejada a través de placas neuromiorelajantes, elaboradas por el especialista con ciertos parámetros y características personalizadas que las hacen útiles y seguras. Actualmente, también se ha venido incursionando en la aplicación directa intramuscular de diversos medicamentos a nivel de la articulación temporo mandibular. Para todas las otras enfermedades también existen tratamientos especializados que permiten darle un manejo y solución al problema.

Los pacientes deben aceptar y reconocer la importancia de esta enfermedad y aceptar el tratamiento sicológico sugerido por los médicos tratantes.

Heidy Paola Arenas Martínez, Odontóloga, Especialista en Periodoncia.

Si el paciente tiene alguno de estos síntomas: dolor a nivel de mejillas, sensibilidad dental, dolor al masticar o lesiones en tejidos blandos repetitivas y que su cicatrización es lenta, debe visitar urgentemente al especialista porque son signos de alarma claros que evidencian que el estrés está afectando la salud oral.

Es importante prestar especial atención a la sintomatología ya que requerirá una ruta de manejo para este trastorno y darle una continuidad periódica para que no desencadene en consecuencias mayores, que además puedan afectar otros órganos o partes del cuerpo. El estrés es un enemigo silencioso que actúa rápidamente y debe prestársele especial atención a tiempo.




Más noticias