<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

¡No descuide su salud! Todo lo que debe saber sobre infecciones urinarias

Las mujeres suelen ser más propensas a contraerlas, debido a que su uretra es más corta que la del hombre.

Las infecciones de las vías urinarias (IVU) ocurren cuando microorganismos nocivos ingresan al sistema urinario y generan una infección. Las bacterias son la causa más frecuente, sin embargo, es posible que existan hongos que también puedan desencadenar dicho contagio.

Más del 85% de las IVU son causadas por bacterias procedentes del intestino o la vagina. En general, la causa es la bacteria Escherichia coli, presente en el intestino e importante para la digestión. En el tracto urinario, sin embargo, esta bacteria puede infectar la uretra (uretritis), la vejiga (cistitis) o los riñones (pielonefritis).

Las mujeres suelen ser las más propensas a contraer alguna IVU, ya que su uretra es más corta que la del hombre, lo que hace que las bacterias accedan con más facilidad a la vejiga, en una infección comúnmente conocida como la cistitis. Lea: Infecciones urinarias: expertos aclaran 4 creencias comunes y equivocadas

De cualquier manera, los hombres también pueden contraerla, especialmente cuando hay enfermedad de próstata asociada.

Síntomas de infección urinaria

Para el abordaje de este tipo de infecciones, es importante reconocer los principales síntomas que se pueden presentar a causa de alguna infección urinaria:

• Dolor o ardor al orinar.

• Orinar con frecuencia.

• Sentir la necesidad de orinar a pesar de que la vejiga esté vacía.

• Presión o dolor en la parte inferior del abdomen.

• La mayoría de las veces no hay fiebre. Lo que sí puede producirse es un cambio en el olor, el aspecto y el color de la orina, aunque no siempre. Lea: ¿Qué sirve para la cistitis?, remedios caseros para aliviarla

¿Cómo prevenir una infección de las vías urinarias?

• Es pertinente beber suficiente líquido en el día, en lo posible, dos litros al día de agua.

• No retener la orina por largos períodos.

• Usar ropa adecuada, preferiblemente de algodón.

• Redoblar el higiene personal

• Evitar el uso de productos que puedan causar alguna irritación.

• Prestar atención a los alimentos y bebidas, la cafeína, el alcohol y los alimentos picantes suelen potenciar algunas molestias. Lea: Esto es lo que pasa cuando aguantas las ganas de orinar

El diagnóstico

“Se recomienda que los pacientes con algunos o todos los síntomas de una UVI sugestiva acudan al médico. El diagnóstico consta de dos etapas: la anamnesis, en la que se analizan los síntomas, los antecedentes médicos y cualquier factor de riesgo de enfermedades del tracto urinario. La segunda etapa es la derivación a un laboratorio para realizar un análisis de orina simple -que muestra cambios sugestivos de IVU- y un urocultivo -que confirma la IVU e identifica la presencia de bacterias en el tracto urinario-”, comentó Hélida Silva, directora de Asuntos Médicos para Siemens Healthineers.

Se recomienda que los pacientes con algunos o todos los síntomas de una UVI sugestiva acudan al médico”.

Hélida Silva.

Si bien estas recomendaciones puedan ser útiles para prevenir infecciones, es fundamental destacar la importancia de evitar la automedicación, especialmente en aquellos casos donde los síntomas empeoren. Buscar de asistencia médica es la mejor opción, los análisis de orina brindan a los laboratorios y médicos una amplia percepción clínica de la salud de los pacientes, permitiendo detectar la fase de la infección, adicional al mejor tratamiento que se debe considerar.

Cuando estas infecciones pasan a ser crónicas se requiere de laboratorios que tengan las herramientas necesarias para la detección y seguimiento de las mismas, incluso para llevar un control de la salud pública de cada región, país o ciudad. Estos controles se pueden ver desde la detección de alguna infección urinaria hasta una estimación más precisa y confiable.

Más noticias