<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Lo que debes saber para detectar el cáncer infantil

La Asociación Colombiana de Hematología y Oncología Pediátrica invita a los padres estar alertas a cualquier irregularidad en la salud de sus hijos.

El cáncer infantil es una noticia que angustia y preocupa a cualquier persona que lo viva, pero en el caso de los niños, es aún más complejo e involucra a toda la familia, pero gracias a los avances de la medicina en Colombia se estima que en la actualidad el 60% de los niños que padecen esta enfermedad logran sobrevivir a este grave diagnóstico, es por ello, que desde la Asociación Colombiana de Hematología y Oncología Pediátrica, ACHOP se hace un llamado a toda la población a estar alerta de los signos y síntomas con el fin de detectar a tiempo esta enfermedad y salvar la vida de muchos niños.

“El cáncer es una enfermedad que en la población infantil se caracteriza desafortunadamente por el desarrollo de células anormales que se dividen y se extienden a tejidos cercanos. Los niños pueden tener cáncer en las mismas partes que los adultos, pero con varias diferencias: el cáncer infantil se puede presentar repentinamente, sin síntomas tempranos, pero con una alta tasa de curación”, explica el doctor Agustín Contreras, presidente de la Asociación Colombiana de Hematología y Oncología Pediátrica, ACHOP.

¿Cuándo se debe consultar?

Si el niño presenta:

1. Dolor de cabeza: Niño menor de 3 años se queja de dolor de cabeza, síntoma que no es común o frecuente en niños pequeños, cuando existe historia de dolor de cabeza en el niño de forma intensa, si el dolor de cabeza despierta al niño acompañado de vómito o todos estos síntomas acompañados de alteraciones en la visión, el habla, el movimiento o el comportamiento. (Lea aquí: Retinoblastoma, un tipo de cáncer infantil que se desarrolla en los ojos)

2. Dolor de espalda: cuando un niño menor de 7 años, presenta dolor por más de una semana, si presenta dolor más intenso en reposo o en la noche, el niño siente y manifiesta mucha debilidad o dolor en las piernas, cuando un niño que, ya sabiendo ir al baño, ahora no puede orinar o por el contrario, se orina o se defeca en la ropa.

3. Dolor en las extremidades: cuando el dolor se presente diariamente y en la misma extremidad, si trata de un dolor muy intenso, que no se calma con masajes o medicamentos como el acetaminofén, cuando el dolor despierta al niño en la noche y se intensifica con el pasar de los días.

Es importante resaltar que muchos de estos síntomas de dolor son considerados dolores de crecimiento; sin embargo, es importante descartar patologías.

4. Masa abdominal: siempre que se detecte en el niño alguna masa o bulto en el abdomen, debe consultarse al médico.

5. Cambios en la piel: aparición de puntos rojos en la piel o “morados” en la piel sin golpes o razón aparente, cuando presenta palidez, sangra fácilmente por la nariz o al cepillarse los dientes. (Le puede interesar: Cáncer infantil afecta a más de 400.000 menores en el mundo cada año)

6. Alteraciones visuales: al observar desviación ocular o caída de un párpado, cuando en las fotografías que se le tome al niño, se encuentre una mancha blanca en el iris del ojo, cuando presenta movimientos anormales de los ojos, si un ojo se presenta más protuberante que el otro.

Detectar de forma temprana el cáncer da la oportunidad a que los médicos puedan actuar a tiempo, por ello, es importante estar alerta de los síntomas que puedan presentar los menores con el fin de que las probabilidades de terminar con esta enfermedad sean mayores.

Reciba noticias de El Universal desde Google News



Más noticias