<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Intoxicación con pólvora, letal en menores de edad: estos son los síntomas

Esta es la sintomatología que presentan los menores de edad. Identificarla en las primeras 24 horas es de vida o muerte.

Con el Día de las Velitas se da inicio a las festividades navideñas y de fin de año pero, además, se intensifican las alertas entre las autoridades sanitarias porque muchos ciudadanos “prenden” la fiesta usando pólvora. Lea: ¿Pueden las velas aromáticas afectar la salud de las personas?

El toxicólogo Álvaro Cruz Quintero, director del Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (Crue), señaló que son dos las complicaciones que puede generar este artefacto explosivo: quemaduras e intoxicaciones. En ambos casos, la recomendación es acudir a un centro asistencial para recibir el tratamiento adecuado.

Sobre las intoxicaciones, Cruz precisó que los afectados son los menores de edad, quienes en un pequeño descuido pueden llevarse a la boca totes o “traqui-traqui”. Además, recalcó que son tres los síntomas que se presentan -y que deben ser identificados- en las primeras 24 horas: dolor abdominal, vómito o diarrea.

La urgencia radica en que después de ese lapso al menor de edad que tenga pólvora en su organismo -y no haya recibido atención médica- no van a poder salvarle la vida. Padecerá rápidamente problemas hepáticos, renales, neurológicos, cardíacos y lo más probable es que fallezca en los siguientes dos o tres días. Lea: Murió niña de 3 años por comer pólvora: su mamá dice que fue “traqui-traqui”

“24 horas después (de la ingesta de pólvora) no les vamos a poder salvar la vida porque van a tener problemas hepáticos, renales, neurológicos, cardíacos y probablemente van a fallecer. Cuando la pólvora ingresa al organismo produce una quemadura en el estómago. Al producir esa quemadura se transforma en otra sustancia, que es pentóxido fosfórico. Este penetra en el organismo y se convierte en ácido fosfórico, y este a su vez produce un daño directo en el hígado, le causa una falla hepática aguda por la que este órgano, que hace todo el metabolismo del organismo, le impide a los pacientes hacer ese metabolismo”, explicó el experto.

“Entonces -agregó-, se producen problemas cardíacos, respiratorios, neurológicos, falla renal y los menores de edad fallecen en las primeras 48 o 72 horas”.

Por el uso de la pólvora, sabemos que los niños pueden quemarse y es un temor que tenemos, pero el temor más grande es que en su inocencia la ingieran, porque si la ingieren se van a morir”.

Álvaro Cruz Quintero, director del Crue.

En aras de evitar el fatal desenlace, el director del Crue recalcó: “Padres de familia, si su niño presenta dolor abdominal, vómito o diarrea, piensen inicialmente si estuvo expuesto a fósforo blanco, es decir, a pólvora, acudan de inmediato al médico y coméntenle que su niño estaba jugando con pólvora, que le compraron “traqui-traqui” o Chispitas Mariposa”. Lea: ¿“Prendes” las fiestas con pólvora? Las desgracias detrás de la diversión

Y añadió: “Si van a manipular pólvora, por favor, que no sea en compañía de niños, porque uno piensa que eso es inocuo, que no produce ningún daño, y ya sabemos que los niños probablemente pueden quemarse y es un temor que tenemos, pero el temor más grande es que en su inocencia la ingieran, porque si la ingieren se van a morir”.

Una víctima

Lamentablemente, Edisley Sofía Díaz Ríos, de tres años, falleció el pasado 15 de noviembre tras consumir pólvora, específicamente “traqui-traqui”, mientras jugaba con varias de sus amiguitas cerca de su casa, en el barrio Pablo Sexto II, en las faldas de La Popa.

El suyo es el único caso de este tipo que se registra en Cartagena en lo transcurrido de 2023. Es deber de todos celebrar con responsabilidad y estar atentos para que no haya ni una víctima más.

Más noticias