<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Hábitos para alejar el estrés y la ansiedad

La alimentación, el ejercicio y otros factores influyen en la sensación de bienestar mental.

El estudio Nacional de Salud Mental en Colombia muestra que el 40% de la población laboralmente activa, es decir, las personas entre 18 y 65 años, ha sufrido un trastorno psiquiátrico asociado al estrés, que afecta el bienestar de las personas y la productividad.

El estrés se define como una respuesta subjetiva hacia lo que está ocurriendo, con un estado mental interno de tensión o excitación.

Por otro lado, muchos están presentando ansiedad patológica, un trastorno en el que la ansiedad es desproporcionada con las situaciones o se presenta en ausencia de cualquier peligro ostensible. “Es más corporal. Compromete el funcionamiento del individuo provocando un déficit funcional y un malestar que impulsa frecuentemente al sujeto a pedir ayuda médica”, explica el doctor Américo Reyes.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, todo trastorno mental se caracteriza por una combinación de alteraciones del pensamiento, la percepción, las emociones, la conducta y las relaciones con los demás.

Frente a ellos, algunas de las recomendaciones más usuales de los expertos son:

Ejercicio, moverse más

Se ha probado que un programa de ejercicio regular ayuda a generar un mayor sentido de bienestar, además de un mayor nivel de energía, un sueño de mejor calidad y una mayor capacidad de adaptación al estrés. El baile, el yoga, el tai chi o una simple caminata diaria son algunos tipos de ejercicios que pueden ayudarte a desestresar tu vida.

Enfrentar la cotidianidad

Aprender a manejar efectivamente el tiempo, organizando y estableciendo prioridades en tus actividades diarias, o mejorar tu habilidad de comunicarte en tus relaciones familiares o laborales, puede ayudar a mejorar tu calidad de vida.

La alimentación influye

Muchos alimentos de consumo frecuente no ayudan a que nuestro cuerpo soporte bien el estrés, como aquellos altos en colesterol malo y azúcares; comer alimentos con alto contenido de nutrientes, ayuda a manejar el estrés de una manera más positiva.

Es importante restringir el consumo de azúcares refinados, harinas, carbohidratos, cafeína, alcohol entre otros. Los granos enteros, integrales, las legumbres, las nueces, los ácidos grasos esenciales y la proteína de calidad que sea baja en grasas saturadas son parte de una dieta saludable, rica en nutrientes.

¿Le gusta el té verde?

El té verde proviene de la planta Camellia sinensis y es una de las bebidas más comunes del mundo, muy usada en la cultura asiática.

El experto Enrique José Albert Pérez, explica que “es un producto que contiene una gran cantidad de polifenoles y cafeína, aunque este último en una menor concentración”.

En un estudio de psicología biológica publicado por Elsevier, se afirma que las personas que consumieron teanina experimentaron una reducción en las respuestas de estrés psicológico que comúnmente se asocian con la ansiedad, como el aumento de la frecuencia cardíaca.

El té verde contiene galato de epigalocatequina (EGCG), un antioxidante sugerido para promover la salud del cerebro.

OMEGA 3

Una buena fuente de Omegas 3 puede ser beneficiosa para reducir la ansiedad.

La EPA y el DHA (dos de los mejores Omegas 3) pueden ayudar a regular los neurotransmisores dopamina y serotonina, que pueden tener propiedades calmantes y relajantes.

Más noticias