<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Esto es lo que pasaría si te tragas un pedazo de vidrio

Conoce aquí lo que le sucedería a tu organismo si te tragas o masticas un trozo de vidrio por error.

Hace unos días se rompió mi portacomidas y pensé que había logrado salvar la proteína de mi almuerzo, pues, aparentemente, no le cayó vidrio.

Cuando comencé a comer sentí el crack, crack. Rápidamente, escupí lo que estaba masticando y comencé a buscar en internet: ¿Qué me puede pasar si mastico vidrio?

La preocupación me invadió. Creí que en algún momento escupiría sangre o algo así. Por fortuna, encontré la respuesta a mi gran duda. Lea aquí: Las bebidas que debes evitar para prevenir el cálculo renal

Expertos aseguran que el mayor riesgo de masticar o tragar vidrio es que genere una lesión en el estómago o los intestinos, mientras es desplazado con el resto de heces, pues el cuerpo no es capaz de digerirlo ni degradarlo.

En la mayoría de casos lo que pasa es que el trozo de vidrio es expulsado por la materia fecal sin generar dolor ni problemas mayores. Le puede interesar: Esto es lo que pasa cuando aguantas las ganas de orinar

Cabe aclarar que si padeces dolor abdominal intenso, heces negras o vómito con sangre, consulta con un médico de inmediato. Recuerda que en la mayoría de casos no pasará a mayores y expulsarás el vidrio sin darte cuenta.

¿Qué pasa si el vidrio corta alguno de mis órganos?

En caso de que el vidrio haya provocado alguna lesión, deberás acudir lo más pronto que puedas a un hospital para que el personal médico te practique un lavado de estómago, sin embargo, expertos afirman que es poco probable que esto suceda. Lea: ¿Cómo sustituir las gaseosas? 4 opciones económicas y saludables

Esto se debe a que las heridas que pudiera causar el trozo de vidrio serán reparadas con facilidad por el mismo organismo. Puedes estar tranquilo, siempre y cuando dejes de notar molestias.

Lo que sí es probable es que te lastimes la boca, la garganta, el estómago o los intestinos si el cristal era muy grande, por lo que podrías presentar sangrado en tu boca o en las heces, este es el indicio de una laceración y, para tratarla, debes ir con un especialista.

Dato curioso

Tal vez no lo sabías, pero existe un trastorno patológico llamado hyalophagia, que es la obsesión de comer vidrio de forma voluntaria.

Este trastorno puede llegar a se muy peligroso para la salud, pues, en algún momento puede ocurrir una laceración.

Aunque parezca raro, hay personas que tienen este tipo de conductas que pueden ser tratadas con un especialista. Además, el vidrio no tiene un aporte nutricional.

Ver más de




Más noticias