<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

El Vaticano confirma “algunos casos” de coronavirus pero niega alarma

Así lo confirmó el cardenal Mario Grech este lunes en la apertura del Sínodo de Obispos.

El Sínodo de Obispos que tiene lugar en el Vaticano este mes ha registrado varios casos de coronavirus, según confirmó en la apertura de la sesión de hoy el cardenal Mario Grech, que negó cualquier “alarma”.

El papa Francisco no ha participado en la sesión de esta mañana, aunque su presencia estaba anunciada, debido a “compromisos imprevistos”, explicó el portavoz de la Santa Sede, Matteo Bruni. “Nada de COVID”, puntualizó. Lea: La OMS recomienda a grupos de riesgo vacunarse contra el COVID-19

En la sesión de este lunes participaron 346 de los 464 miembros de esta asamblea, es decir, 118 menos, según declaró el cardenal maltés y secretario general del Sínodo.

Grech no especificó el número de enfermos con COVID-19 y se limitó a decir que “algunos de los participantes no están esta mañana en el aula (...) porque han resultado positivos y no estarán en los trabajos de los próximos días por precaución”.

“Esperamos que se recuperen lo antes posible. Una vez escuchado el parecer médico, podemos confirmar que no hay alarma, pero sí que podemos tomar unas justas precauciones como lavarnos las manos a menudo o que lleven mascarillas los más ancianos o con salud frágil”, dijo el purpurado. Lea: La OMS muestra preocupación por el COVID-19: esta es la razón

En las mesas de la asamblea, en el Aula Pablo VI del Vaticano, esta mañana se repartieron botellas de gel desinfectante, aunque esta mañana prácticamente nadie llevaba mascarilla.

El Sínodo cuenta con 464 miembros, entre obispos llegados de todo el mundo y laicos, de los que 364 tendrán derecho a voto en el documento final, incluidas por primera vez 54 mujeres. Lea: COVID-19: autorizan vacuna actualizada de Novavax contra nuevas variantes

El evento durará hasta el próximo 30 de octubre y en sus sesiones se abordarán temas importantes para la Iglesia católica como el celibato, la bendición a las parejas LGTBIQ+ o la mayor presencia de mujeres en la Iglesia, lo que ha suscitado críticas del sector más conservador.

Más noticias