<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

¿El pene se encoge con la edad? Un urólogo responde a esta creencia

Se dice que a medida que los hombres envejecen sus penes tienden a encogerse. Pero, ¿es esto un mito o una verdad científica?

EI mito de que el pene se encoge con la edad ha persistido en la sociedad, en parte debido a la falta de información precisa y a la vergüenza que a menudo rodea a los problemas sexuales.

Sin embargo, según los expertos en urología y sexología, no hay evidencia sólida que respalde esta creencia. El tamaño del pene tiende a mantenerse relativamente constante a lo largo de la vida de un hombre. Lea: ¿Sabe medirlo? Sexólogo revela el tamaño del pene de los colombianos

El Dr. Alejandro Pérez, urólogo de renombre, afirma: “El tamaño del pene está determinado principalmente por la genética y el crecimiento durante la pubertad. A medida que los hombres envejecen, pueden experimentar cambios en su función eréctil debido a factores como la circulación sanguínea y la salud cardiovascular, pero esto no se traduce en una reducción significativa del tamaño del pene”.

En resumen, el mito de que el pene se encoge con la edad carece de fundamentos científicos sólidos.

Sin embargo, es esencial que los hombres se cuiden a medida que envejecen, procurando un estilo de vida saludable y buscando atención médica cuando sea necesario para mantener una vida sexual plena y saludable. Lea: ¡Demandó al hospital!: entró a cirugía y le cortaron seis centímetros de pene

La comunicación abierta con un profesional de la salud es clave para abordar cualquier preocupación relacionada con la salud sexual.

Tips para una vida sexual saludable

Comunicación abierta: hablar abierta y honestamente con tu pareja sobre tus deseos, necesidades y preocupaciones sexuales puede fortalecer la intimidad y la satisfacción en la relación.

Mantén un estilo de vida saludable: una dieta equilibrada, ejercicio regular y suficiente descanso son fundamentales para mantener la salud sexual. El ejercicio puede mejorar la circulación sanguínea y la función eréctil.

Manejo del estrés: el estrés puede afectar negativamente la función sexual. Practicar técnicas de manejo del estrés, como la meditación, la respiración profunda o el yoga, puede ayudar a reducir la ansiedad y mejorar la función eréctil.

Visitas regulares al médico: programa revisiones médicas regulares para monitorear tu salud en general, especialmente si tienes condiciones médicas crónicas como la diabetes o enfermedades cardiovasculares que pueden afectar la función eréctil.

Más noticias