<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Ejercicio y alimentación: ¿Qué sirve para controlar los triglicéridos?

Expertos le dan algunas recomendaciones para controlar los triglicéridos y evitar enfermedades como la asterosclerosis.

Una de las preguntas más frecuentes de los pacientes en consulta, según los especialistas, es si hay una forma de reducir los niveles de triglicéridos que se complemente con el tratamiento farmacológico. La respuesta es sí, pero primero se debe saber qué son lo triglicéridos y cuáles son sus funciones en el organismo.

¿Qué son los triglicéridos?

Los triglicéridos son un tipo de grasa que se encuentra en la sangre y están formados por ácidos grasos, los cuales cumplen participan en numerosas vías metabólicas y se desempeñan como intermediarios en algunos procesos bioquímicos indispensables para el correcto funcionamiento del organismo. Lea aquí: Los mejores alimentos para bajar los triglicéridos

De hecho, son las principales reservas de energía del cuerpo humano. Esto se debe a que se almacenan como depósitos de grasa en células especializadas llamadas adipocitos.

Desde la Clínica Mayo explican cómo actúan los triglicéridos en la promoción de energía: “Cuando comes, el cuerpo convierte en triglicéridos todas esas calorías que no necesites usar de inmediato. Los triglicéridos se almacenan en las células grasas y luego, las hormonas los liberan para proveer energía entre las comidas”. Le puede interesar: ¿Qué son las dislipidemias y por qué debería importarte?

Sin embargo, cuando las personas tienen una ingesta de calorías más elevada de las que queman, podrían elevarse los niveles de esta sustancia. A esto se le denomina hipertrigliceridemia, de acuerdo con expertos de la Clínica Mayo.

La asterosclerosis puede causar obstrucción de las arterias.
La asterosclerosis puede causar obstrucción de las arterias.

¿Qué pasa si tengo los triglicéridos altos?

Especialistas señalan que, cuando las reservas de grasa alcanzan niveles elevados, la concentración de triglicéridos en la sangre también aumenta y esto provoca que se acumulen en las paredes que recubren el interior de las venas y arterias, lo que puede causar aterosclerosis, una afección común que puede “obstruir completamente las arterias y causar problemas en todo el cuerpo” —según MedLine Plus, el servicio de información en línea de la Biblioteca Nacional de Salud de los EE. UU.— así como también podría causar infartos agudos al miocardio.

Se aconseja mantener los niveles de triglicéridos en un rango menor a 150 (mg/dl). Después de dicho valor, se considera elevado y aumenta el riesgo de padecer afecciones cardiovasculares. Lea: Posible terapia para frenar el engrosamiento de las arterias

Por otra parte, expertos señalan que el nivel alto de triglicéridos no produce síntomas. Sin embargo, cuando los triglicéridos están elevados y su causa es una afección genética, es posible que aparezcan depósitos de grasa debajo de la piel, que se denominan xantomas.

¿Qué sirve para controlarlos?

De acuerdo con la Clínica Mayo, las personas que siguen las siguientes indicaciones ayudarán a controlar los niveles de triglicéridos en la sangre:

Hacer ejercicio regularmente. Se recomienda realizar, al menos, 30 minutos de actividad física diaria, pues “hacer ejercicio regularmente puede reducir los triglicéridos y aumentar el colesterol ’bueno’”, señalan desde la Clínica Mayo.

Evitar ingerir azúcar y carbohidratos refinados. Los especialistas explican que, carbohidratos simples, como el azúcar y los alimentos hechos con harina blanca o fructosa, pueden aumentar los triglicéridos si no se consumen con moderación. Lea también: ¿Qué sirve para bajar los triglicéridos?: 4 consejos para lograrlo

Bajar de peso. Desde la Clínica Mayo aconsejan que, aquellos que padezcan hipertrigliceridemia leve a moderada, deben concentrarse, principalmente, en reducir las calorías. Esto se debe a que “esas calorías adicionales se convierten en triglicéridos y se almacenan como grasa, pero al reducir las calorías, disminuyen los triglicéridos”.

Elegir grasas más saludables. Por último, aconsejan reemplazar las grasas saturadas de las carnes por las grasas de los vegetales, que es más saludables, así como los aceites de oliva y colza (canola).

Limitar el consumo de alcohol. El alcohol que ejerce un efecto fuerte sobre los triglicéridos, por eso, si tienes hipertrigliceridemia grave, evita beber alcohol.

Más noticias