<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Consejos que sí funcionan para verse 10 años más joven

Se recomienda desarrollar desde labores domésticas hasta ejercicio mínimo tres veces a la semana, incluyendo trabajo de fuerza y de flexibilidad.

Mantener un estilo de vida saludable tiene múltiples beneficios en la vida diaria y la disminución de la edad cronológica es uno de ellos. Sin embargo, en muchas ocasiones no se dimensiona el impacto que estos hábitos pueden tener en la cantidad de años que refleja una persona.

Los principales factores que contribuyen al envejecimiento son los genéticos en un 20% y los de estilo de vida, en un 80%. Para analizar el impacto de estos aspectos en la longevidad, la compañía desarrolló un indicador que determina si la edad biológica es igual, mayor o menor a la edad cronológica de acuerdo con el estilo de vida.

Realice actividad física

Una de las virtudes de la actividad física es el aumento de la longevidad. De acuerdo con datos de Bodytech, en promedio una persona puede ganar tres años de vida al hacer actividad física ligera como caminar, al menos 90 minutos a la semana; y hasta cinco años si realiza actividad física moderada o más intensa.

Por esto, se recomienda desarrollar desde labores domésticas hasta ejercicio mínimo tres veces a la semana, incluyendo trabajo de fuerza y de flexibilidad. (Le puede interesar: ¿Por qué se despide al pan de $200?)

Cuide su salud mental

La salud mental es un componente indispensable para el bienestar y la calidad de vida de las personas y esto se traduce en una edad cronológica menor. Por esto, es indispensable tener un adecuado manejo del estrés y asistir a consultas con especialistas para identificar riesgos y evitar el desarrollo de trastornos mentales.

Un instrumento relevante para determinar el estado de salud mental es la encuesta de bienestar subjetivo desarrollada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la que se analizan aspectos como la alegría y buen humor, tranquilidad en la vida diaria, actividad y energía, sensación de cansancio e interés por las cosas.

Evite el consumo de tabaco

Según la OMS, fumar contribuye al desarrollo de enfermedades como el cáncer, la diabetes, padecimientos cardiovasculares y respiratorios, entre otras. Además, debido al deterioro que esto genera en la salud, los consumidores tienen menor expectativa de vida, por lo que es recomendable evitar al máximo este hábito.

Según estudios, el tabaquismo es el factor con mayor evidencia de impacto en el envejecimiento y esto puede llevar a un aumento de hasta un 13% de los años que se tiene. Si se quiere ser saludable y vivir más años, el tabaco no debe ser parte de los hábitos de una persona.

Lleve un plan de alimentación saludable

Una alimentación balanceada es fundamental para cuidar la salud y tener una expectativa de vida mayor. Datos revelan que la dieta mediterránea es la mejor opción para tener beneficios en la apariencia de la piel, mayor energía y vitalidad y menor probabilidad de desarrollo de enfermedades.

“La dieta mediterránea es la que cuenta con más evidencia relacionada con el cuidado de la salud y la no presencia de enfermedades crónicas. Esta dieta ayuda a prevenir enfermedades del corazón, regula el tránsito intestinal y previene la obesidad. Debemos consumir frutas, verduras, grasas saludables, aumentar el aporte de proteína y reducir la cantidad de comida ultra procesada”, afirmó Sarmiento.

Además, se recomienda la ingesta de agua, evitar las cocciones fritas y disminuir el consumo de sal y azúcar añadidas. Es importante destacar que no existen dietas milagrosas y que cada organismo es diferente, por lo que es fundamental acudir con el personal médico especializado para determinar el plan nutricional adecuado según cada necesidad.

Reciba noticias de El Universal desde Google News



Más noticias