<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Biopolímeros: una ley encarcelará a quienes arruinen vidas con este “veneno”

Varias famosas viven un infierno por tener esta peligrosa sustancia inyectable en sus cuerpos. Conozca qué son los biopolímeros y cómo evitarlos.

Un ‘bulto’ que se sintió en la espalda baja fue el pequeño síntoma con el que la reconocida presentadora Jessica Cediel inició la lucha por su salud desde el 2009. En los últimos 14 años se ha sometido a cinco cirugías para tratar de expulsar de su cuerpo la especie de plástico en la que se convirtió la sustancia que le puso un médico cirujano, para que sus glúteos se vieran más lindos, pese a que para ese entonces protagonizaba portadas de revista por tener la mejor cola del año. ¿Qué le pusieron? Los tan padecidos biopolímeros.

El rostro de Jessica se asocia directamente a la lucha contra este flagelo en Colombia, porque desde que se enteró de la clase de sustancia que tenía en su cuerpo inició una disputa legal contra Martín Horado Carrillo, quien era el médico de confianza de las celebridades en el país y quien terminó imputado por la Corte Suprema de Justicia, con una condena de 48 meses privado de la libertad, el año pasado. Lea: Jéssica Cediel confesó que los biopolímeros le dejaron un trauma

Y aunque casos como el Jessica Cediel simplemente no deberían existir, la realidad es que en el país abundan mujeres como ella que, en una ilusión de vanidad por verse mejor, terminaron con el mencionado “veneno” en su cuerpo.

Ahora hay una ley que les da esperanza de justicia y que fue aprobada en cuarto debate el pasado 29 de marzo en el Congreso de la República.

Solo falta la sanción presidencial para que entre en vigencia la Ley 358 de 2022, que busca penalizar con cárcel a médicos y esteticistas que arruinan la salud de las personas con este tipo de sustancias. Les podrían dar entre 2 años y 8 meses a los esteticistas y desde 5 y hasta 15 años a profesionales de la salud que se atrevan a inyectar biopolímeros.

La abanderada del proyecto de ley fue otra famosa, la modelo Elizabeth Loaiza, quien llevó hasta el Congreso su propio caso como sobreviviente de biopolímeros, desde hace aproximadamente tres años. Lea: Una nueva intervención quirúrgica para Elizabeth Loaiza ¿De qué se trató?

“Hacer esta gestión no fue nada fácil. La inicié en el Concejo de Bogotá y de ahí se llevó, por el partido Cambio Radical, al Congreso de la República. Este partido es de oposición al Gobierno y era casi imposible que votaran a favor, pero como por arte de magia, por unanimidad (todos los congresistas) nos dieron el sí”, contó la modelo caleña.

¿Qué son los biopolímeros?

Aunque ya se estén dando pasos para luchar contra el que muchos llaman un “veneno”, parte de esa lucha es que sepamos de qué se trata. Técnicamente hay una explicación más densa, pero para este contexto se puede resumir como una sustancia de relleno ilícito.

El coordinador de la seccional de Cirugía Plástica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia, Alfredo Salvador Patrón Gómez, explicó que los biopolímeros pueden ser “derivados del petróleo, como la parafina, vaselina, aceites vegetales, silicona líquida y, en general, cualquier sustancia extraña inyectable que se introduzca en el cuerpo, generalmente para fines estéticos”. Lea: Biopolímeros, un enemigo incompatible

En nuestro país se conocen casos de figuras públicas con biopolímeros en labios, mentón y, más que todo, en glúteos, una de las partes en las que esta sustancia podría resultar mortal.

Una inyección de biopolímeros puede ser incluso mortal en el mismo momento de su aplicación, si hablamos de glúteos, por ejemplo”.

Alfredo Salvador Patrón Gómez, coordinador de seccional de Cirugía Plástica.

“Si hacen una infiltración con silicona en gel, esta silicona puede embolizar hacia el pulmón y producir lo que se llama una embolia de silicona y ocasionar la muerte del paciente”, detalló el docente de la Universidad de Antioquia.

Pero así como pueden existir casos donde esa reacción es inmediata, la aparición de los síntomas varía dependiendo del sistema inmune de la persona; y aunque la media es que aparezcan entre 7 y 10 años después de inyectados, también hay personas que nunca desarrollan síntomas.

Dichas dolencias, como lo detalla el argumento para el proyecto de ley radicado en el Congreso, pueden ser leves como enrojecimiento, eritema (lesión cutánea), sensación de calor y dolor, o pueden empeorar y producir un aspecto oscuro en la zona, se genera una consistencia dura en la piel e incluso puede haber fisuras porque el material tiende a salir de la piel.

Jessica Cediel

Biopolímeros: una ley encarcelará a quienes arruinen vidas con este “veneno”

El caso más popular en el país es el de la presentadora bogotana, quien ha dado su testimonio constantemente con el fin de evitar que otras mujeres sufran el flagelo que ella ha padecido, teniendo épocas en las que debe dejar de trabajar y no puede ni sentarse por las cirugías de retiro que le han tenido que hacer. En su caso, le aplicaron la sustancia haciéndola pasar como ácido hialurónico y fue uno de sus mejores amigos de la época. Se lo aplicaron como una “cortesía” para que ella hiciera publicidad.

Elizabeth Loaiza

Biopolímeros: una ley encarcelará a quienes arruinen vidas con este “veneno”

Para esta modelo caleña, aplicarse biopolímeros “fue la brutalidad más grande que he hecho en la vida” y es de lo único de lo que se arrepiente. Ella decidió hacerse el procedimiento después de ganarse un premio de la mejor cola, porque quería mejorar el derrier. En Cali fue a un sitio en el que le dijeron que los biopolímeros se reabsorbían pero no fue así. Se hizo una primera cirugía de técnica, cerrada, pero según su testimonio, esa misma cirugía le generó necrosis de piel y en septiembre del 2021 se sometió a una segunda extracción a técnica abierta.

Lina Tejeiro

Biopolímeros: una ley encarcelará a quienes arruinen vidas con este “veneno”

La actriz llanera nunca quiso contar quién le aplicó biopolímeros, pero fue en Bogotá. Ella ya ha tenido que someterse dos veces a cirugías de retiro y también ha sido de las que ha preferido optar por el método de cirugía abierta. La primera cirugía fue en el año 2020 y a principios de este año se hizo la segunda por fuertes dolores que presentaba y le deterioraban la calidad de vida. Hay que mencionar que los biopolímeros nunca se retiran por completo. Lea: Video: Lina Tejeiro habla sobre su experiencia después de los biopolímeros

Natalia Segura

Biopolímeros: una ley encarcelará a quienes arruinen vidas con este “veneno”

El caso de esta influenciadora caleña es de los más complicados, porque tiene una condición preexistente que no la favorece. A raíz de un atentado con disparos que recibió, su columna es particularmente delicada y pocos cirujanos se miden al reto de operarla. Aunque logró que la operaran el año pasado, la cirugía no dio los resultados esperados porque sigue teniendo dolores crónicos en la zona lumbar. Actualmente se prepara para una nueva intervención. Lea: ¡Otra famosa vive el drama de los biopolímeros!

¡Evite caer!

1. Seleccione correctamente el profesional de la salud que lo va a atender, que sea competente en el área. Estos procedimientos no deben ser realizados por esteticistas, sino por médicos profesionales y especializados en el área.

2. Usted puede verificar que si está ante un profesional, a través de registros del Estado, como el Rethus, que es el Registro del Talento Humano en Salud de Colombia, y puede hacerse de forma digital en la página del Ministerio de Salud, con el nombre y documento de identidad del profesional.

3. Siempre debe pedir la tarjeta que indique el lote, número de serie y el Invima del producto que le van a infiltrar.

Más noticias