<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Bebidas energizantes son el estimulante más común: ¿una opción saludable?

Estas bebidas contienen cafeína. Conozca los efectos del consumo rutinario y excesivo.

En café, té, gaseosas o bebidas energizantes, a las personas les encanta la cafeína. Es el estimulante más común en el mundo y aproximadamente el 90% de todos los adultos la consumen de alguna forma todos los días.

En cafeterías, restaurantes, supermercados y tiendas hay muchas opciones y sabores de cafeína disponibles. En particular, las bebidas energizantes se envasan en latas brillantes y tienen nombres interesantes. De hecho, son el segundo suplemento alimenticio más popular entre los adolescentes y adultos jóvenes de los Estados Unidos después de las multivitaminas.

Pero, ¿son una opción saludable? Jamie Pronschinske, dietista de la Clínica Mayo, aseguró que los efectos de la cafeína en la salud varían según la persona y dependen de la dosis.

Si bien, se ha demostrado que la ingesta de esta sustancia mejora la vigilancia, el tiempo de reacción, el estado de alerta y la capacidad de concentración. Y además, puede ayudar a aliviar los efectos adversos de la privación del sueño, el consumo de cafeína también está asociado con un riesgo reducido de padecer enfermedades como párkinson, alzhéimer y cirrosis alcohólica. Lea: La verdad sobre las bebidas energizantes, ¿realmente funcionan?

Pero eso no es todo. El consumo de cafeína también se relaciona con el nerviosismo, el insomnio, la irritabilidad y los ataques de pánico, efectos a los cuales pueden ser más susceptibles personas con trastornos de ansiedad preexistentes. Incluso, la cafeína puede elevar temporalmente la presión arterial, y un alto consumo se ha asociado con un aumento leve en los niveles de colesterol.

Es por esto que, de acuerdo con la dietista nutricional registrada, cada persona debe revisar la cantidad de cafeína contenida en las bebidas energizantes que consume. Hasta 400 miligramos de cafeína por día son seguros para la mayoría de los adultos y la mayoría de estas bebidas contiene entre 100 y 300 miligramos de cafeína por porción, mientras que el café hecho en casa contiene entre 80 y 100 miligramos de cafeína por porción. Estas cantidades pueden variar.

“Si su bebida energizante preferida tiene 210 o más miligramos de cafeína por porción, consumir más de una por día haría que estuviera por encima del nivel recomendado”, indicó Pronschinske.

Ojo al consumo en exceso

El consumo excesivo de cafeína, más de 400 miligramos por día, puede provocar palpitaciones, temblores, agitación y molestias digestivas. Se asocia también con un mayor riesgo de padecer otras conductas adictivas, como fumar y el consumo excesivo de alcohol.

Las personas que consumen cafeína de manera rutinaria pueden desarrollar dependencia física y psicológica, y pueden tener síntomas de abstinencia si se interrumpe el consumo abruptamente.

Otro ingrediente que tiene que revisar en sus bebidas energizantes es el azúcar”.

Jamie Pronschinske, dietista de la Clínica Mayo.

“Muchas contienen cantidades importantes de azúcar agregada u otros edulcorantes. El alto consumo de azúcar agregada puede contribuir a una variedad de problemas médicos, por lo que se recomienda limitar el consumo de azúcares agregadas a no más del 10% de las calorías diarias totales”, explicó la dietista de la Clínica Mayo. Lea: Así impacta el consumo de bebidas azucaradas en 4 países de Latinoamérica

Por ejemplo, una persona que consume unas 2.000 calorías no debería consumir más de 200 calorías por día de azúcares agregados. Esto es aproximadamente 12 cucharaditas al día. Una lata de 16 onzas de algunas bebidas energizantes puede contener hasta 210 calorías y 47 gramos de azúcar agregada, lo que equivale aproximadamente a 12 cucharaditas. Este es el valor de azúcar agregada de todo un día.

400
miligramos de cafeína por día son seguros para la mayoría de los adultos.

No las satanice

Pese a lo antes expuesto, las bebidas energizantes no son del todo malas, en especial cuando se consumen con moderación. Algunas contienen vitaminas, minerales y aminoácidos. Otras contienen suplementos herbarios, como ginseng y guaraná, que pueden utilizarse para aumentar la energía y el estado de alerta mental.

“Tenga cuidado con estas sustancias, ya que la investigación sobre su seguridad y eficacia es limitada. Además, algunos suplementos herbarios pueden interactuar con los medicamentos, así que consulte a su médico si toma medicamentos con receta médica”, advirtió la experta.

Cabe destacar que las mueres que estén embarazadas o amamantando deben limitar su consumo de cafeína a 200 miligramos o menos por día. La Administración de Alimentos y Medicamentos no ha establecido un nivel seguro para los niños, pero la Academia Estadounidense de Pediatría desaconseja el consumo de cafeína y otros estimulantes en niños y adolescentes.

Más noticias