<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Baje el colesterol y los triglicéridos: así se prepara el té de aguacate

Más allá de su delicioso sabor, las hojas de este fruto milenario esconden propiedades curativas y preventivas.

El aguacate, conocido mundialmente como un superalimento, esconde aún más propiedades de las que imaginamos.

Cuando pensamos en aguacate, inmediatamente visualizamos su pulpa cremosa, rica en grasas saludables y fibra, ensaladas y guacamole. Sin embargo, más allá de su delicioso sabor, las hojas de este fruto milenario esconden propiedades curativas y preventivas. Lea: Las 10 propiedades alimenticias que no conocías del aguacate

Baje el colesterol y los triglicéridos: así se prepara el té de aguacate

Estudios y expertos han señalado que esta bebida previene el crecimiento de tumores por su alto contenido de flavonol, lo mismo que las enfermedades cardiovasculares por su alto contenido de aminoácidos.

Igualmente, favorece la formación de colágeno teniendo efectos rejuvenecedores en la piel. Y ofrece efectos calmantes para dolores musculares o articulares.

Beneficios del té de aguacate

1. Digestión: Las hojas del aguacate tienen propiedades que ayudan a aliviar afecciones estomacales, reducir la inflamación y facilitar la digestión.

2. Salud cardiovascular: gracias a su contenido de flavonoides, puede ayudar a reducir la presión arterial y proteger el corazón.

Lea: 7 sorprendentes beneficios de comer aguacate

3. Antioxidantes: las hojas poseen antioxidantes que combaten los radicales libres, retrasando el proceso de envejecimiento y reduciendo el riesgo de enfermedades crónicas.

4. Alivio de dolores: la infusión puede funcionar como analgésico natural, ayudando en casos de dolores musculares y menstruales.

Paso a paso para prepararlo

Seleccionar hojas: elige hojas de aguacate frescas y verdes. Evita las que estén amarillentas o con manchas oscuras.

Baje el colesterol y los triglicéridos: así se prepara el té de aguacate

Lavado: lava las hojas bajo agua corriente para eliminar cualquier residuo o contaminante.

Hervir: en una olla, lleva a ebullición unos 500 milímetros de agua. Una vez que esté hirviendo, agrega entre cinco y siete hojas de aguacate.

Infusión: reduce el fuego y deja que las hojas se infundan durante unos 10-15 minutos.

Servir: retira del fuego y cuela el té para eliminar las hojas. Sirve caliente y, si lo prefieres, endulza con miel o estevia.

Baje el colesterol y los triglicéridos: así se prepara el té de aguacate

Las bondades del aguacate continúan sorprendiéndonos, y su té es una muestra de que la naturaleza tiene remedios y aliados para nuestro bienestar. Es hora de incluir en nuestras rutinas este elixir verde y descubrir una nueva forma de cuidar nuestra salud desde el interior.

Tenga en cuenta que, aunque los beneficios de este té son prometedores, es esencial consultar a un profesional de la salud antes de incorporar cualquier nuevo suplemento o hábito a nuestra dieta, especialmente si se tienen condiciones médicas preexistentes o se están tomando medicamentos.

¿Con qué frecuencia tomarlo?

Aunque el té de aguacate es natural y beneficioso, como con cualquier suplemento o infusión, es crucial no exagerar su consumo.

Para disfrutar de sus beneficios sin caer en excesos, se recomienda tomar una taza al día, preferiblemente después de las comidas.

Más noticias