<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Vitamina C, esencial para estar saludable y con energía en temporada navideña

Un reciente estudio reveló que casi el 7% de las mujeres y el 10% de los hombres presentan deficiencia de vitamina C.

Se acerca la Navidad y con ella diferentes actividades festivas, donde las reuniones y el estrés pueden afectar la salud. La vitamina C, un micronutriente antioxidante, tiene la capacidad de restaurar la salud.

Este nutriente esencial desempeña funciones clave en reacciones de oxidorreducción y actúa como cofactor en diversas enzimas, desempeñando un papel crucial en la síntesis del colágeno. Lea: 5 alimentos ricos en vitamina C que debe consumir

Sin embargo, existen grupos de población que enfrentan un mayor riesgo de sufrir deficiencias de vitamina C, según lo reportado por la Clínica Mayo en Estados Unidos, destacando que una carencia severa de esta vitamina puede desencadenar una afección conocida como escorbuto.

Este trastorno médico se caracteriza por síntomas como fatiga, dolor muscular persistente, pérdida de apetito, sangrado de las encías, aparición de hematomas y, en general, dificultades en la adecuada cicatrización de heridas.

La cantidad diaria recomendada de vitamina C es de 90 miligramos para hombres adultos y 75 miligramos para mujeres adultas”.

Clínica Mayo.

La falta de esta vitamina en el organismo también suele asociarse a una mayor prevalencia de gripes o resfríos. No obstante, su deficiencia puede llegar a representar cuadros más graves en algunos pacientes.

Instituciones médicas subrayan que la mayoría de las personas puede obtener suficiente vitamina C a través de una dieta equilibrada que incluya cantidades adecuadas de frutas y verduras.

Síntomas de deficiencia de vitamina C

Existen algunos síntomas claves para identificar la deficiencia de la vitamina C en el cuerpo:

1. Enfermedades repetitivas: al ser la vitamina C un antioxidante que protege las células ayuda a combatir las infecciones del organismo. Sin embargo, hay que acompañarlo de la ingesta de nutrientes como frutas y verduras que contengan alto contenido de vitamina C ya que esta es hidrosoluble, es decir, que mantiene reservas y se debe consumir regularmente para evitar su escasez. Lea: Las 9 vitaminas hidrosolubles: ¿qué aportan y cómo nos afecta su déficit?

2. Cansancio extremo: una posible señal de que el cuerpo necesita más vitamina C es la fatiga. Si nada ha cambiado en la rutina y actividades diarias de una persona y aun así se siente cansada todo el tiempo, los bajos niveles de vitamina C pueden ser la causa.

El agotamiento es uno de los primeros síntomas del escorbuto, una enfermedad por deficiencia de vitamina C.

Debido a que hay muchas otras causas de fatiga, los especialistas recomiendan consultar al médico para un examen y análisis de sangre que permita determinar la causa de su cansancio.

3. Encías sangrantes: la vitamina C es un poderoso antioxidante que puede ayudar a prevenir la enfermedad de las encías. Un estudio encontró que las personas con bajo contenido de vitamina C tenían 1,16 veces más probabilidades de experimentar sangrado de las encías.

Estos síntomas generalmente desaparecen cuando se aumenta el consumo de ese nutriente. Ya sea que se presenten alguno de estos síntomas o no, asegurarse de obtener suficiente vitamina C de la alimentación siempre será de gran ayuda y un beneficio para la salud integral.

¿Qué alimentos son fuente de vitamina C?

Las frutas y verduras son las mejores fuentes de vitamina C. Para ingerir las cantidades recomendadas de vitamina C, consuma alimentos variados como:

- Frutas cítricas (por ejemplo: naranjas y pomelos/toronjas) y sus jugos, así como pimientos rojos y verdes y kiwi, ricos en vitamina C.

- Otras frutas y verduras, como brócoli, fresas, melón, papas horneadas y tomates, que también contienen vitamina C.

- Algunos alimentos y bebidas fortificadas con vitamina C. Lea la etiqueta del producto para saber si un alimento contiene vitamina C agregada.

Más noticias