<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

El latente drama de las inundaciones detrás de una impactante fotografía

La foto fue destacada en la portada del periódico El Universal de Cartagena el jueves 7 de julio de este año.

Detrás de la impactante fotografía de una humilde familia de La Mojana sucreña, refugiada en un estrecho tambo mientras la progresiva inundación de la zona los intimidaba implacablemente, está el vehemente relato de la persona que capturó con su celular esta conmovedora imagen.

Con gran celeridad se volvió viral en las redes sociales este registro fotográfico obtenido por la comunicadora Estella Patricia Alba Gil. Lea: Sucre en alerta roja por inundaciones en la Mojana y el San Jorge

La foto fue destacada en la portada del periódico El Universal de Cartagena el jueves 7 de julio de este año, suscitando todo tipo de reflexiones en torno a la tragedia que estarían padeciendo cientos de familias en las zonas ribereñas surcadas por los ríos Magdalena, Cauca y San Jorge, en el Caribe colombiano, especialmente la fecunda zona de La Mojana que comparten los departamentos de Bolívar y Sucre.

La autora de esta fotografía, Estella Patricia Alba, trabaja con la Redprodepaz (Red Nacional de Programas Regionales de Desarrollo y Paz), de la cual ella es su coordinadora a nivel Caribe, y que tiene en la Fundación Pata de Agua a la entidad facilitadora para atender a La Mojana y el San Jorge, con la clara idea de que las comunidades de esas regiones mejoren sus condiciones de vida frente a las amenazas de las alteraciones climáticas.

LOS MOMENTOS DE AQUELLA FOTO

Ante las informaciones que llegaban a Redprodepaz sobre la compleja situación que estarían padeciendo las comunidades de La Mojana sureña, esta organización, en alianza con Naciones Unidas, organizó un recorrido por las zonas críticas.

Se internaron el 3 de julio de este año en la zona rural del municipio de Sucre, en el departamento de Sucre, y una de las escenas más deprimentes que Estella Patricia haya visto se reveló ante sus ojos en el chico corregimiento de Galindo, ‘fondeado’ –por metaforizarlo de alguna manera– en una zona con amplio sistema cenagoso donde confluyen caudales de los ríos Magdalena, Cauca y San Jorge. Lea: Más de 146 mil millones para control de inundaciones en Córdoba

“Al ver la escena, de inmediato y por instinto tomé la foto con mi celular... y me pregunté en ese momento, ‘Dios mío, que haría yo si fuera la estuviera aquí con mis dos hijas...’ y lo que hago es que me siento en el Johnson y me pongo a llorar, y ahí estuve llorando un rato”, narra Alba.

Cuenta que el nivel del agua ya casi tenía dos metros, el peligro era latente para cualquier niño que cayera debido a la profundidad de la inundación, o ante la eventualidad de una oleada de agua o de un vendaval.

Los adultos y niños que aparecen en la dramática imagen viralizada en las redes, conforman una de las 22 familias que tiene el corregimiento de Galindo y trataban de guarecerse en el reducido habitáculo que les quedaba en el tambo que armaron, para sortear las inundaciones periódicas de la región.

Explica Estella que en La Mojana, para las épocas de las crecientes hídricas, las familias acostumbran a vivir en tambos, que son una especie de plataforma de madera que en la medida en que va subiendo el agua, ellos mismos, los habitantes, van elevando las tablas.

La familia de la foto en referencia ya no podía ponerse de pie por la reducción de la altura y del espacio en el tambo, de manera que “ellos tenían que arrastrarse para poder desplazarse allí dentro. Son historias de dolor y drama que están viviendo muchas familias”, relata Alba Gil. Los adultos de esa imagen son Juan Carlos Baldovino y Nerys Bohórquez.

¿Y LA SOLUCIÓN...?

Estella Patricia Alba le pide al Gobierno Nacional no empecinarse en construir el dique y otras obras que se vienen anunciando por valor de $2,8 billones, para controlar el problema de las inundaciones. Lea: “Este megaproyecto le va a cambiar la cara al Caribe”: Mintransporte sobre APP del Dique

Considera ella que la solución en La Mojana está en la misma naturaleza, “si se limpiaran los caños con la regularidad que se debe, si los ganaderos devuelven las rondas hídricas que han rellenado para la cría de búfalos, si se hace un control real a la minería legal e ilegal, la cual está sedimentando al Río Cauca, indiscutiblemente La Mojana no estaría viviendo esta dificilísima situación”.

Para Alba, un dique tendría consecuencias desastrosas, “porque van es a condenar a la gente del sur del departamento (Sucre), ya que por un lado controlan las aguas del Cauca, pero esos mismos caudales bajarán por el San Jorge y van a llegar a esas comunidades y van a borrar todos esos pueblos, solo que ya no con un sistema regulado, sino que las aguas van a llegar todas juntas; así que el Dique no es la solución, porque el agua tiene memoria, y hay es que dejarla fluir como era hace mucho años”.

Advierte que si se siguen rellenado tierras para apoderarse de los baldíos, la situación se pondrá mucho peor.




Más noticias