<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Desplazados advierten que no hay garantías para volver al sur de Córdoba

De acuerdo con lo señalado por el vocero de la Asociación de Campesinos del Sur de Córdoba, José David Ortega, en la zona hay presencia de disidencias de las Farc y las bandas criminales Clan del Golfo y Caparrapos.

Las 800 familias que se encuentran asentadas en un campamento para desplazados en el corregimiento de Juan José, municipio de Puerto Libertador, indicaron que no están dadas las garantías para retornar a las poblaciones que abandonaron en el sur de Córdoba.

De acuerdo con lo señalado por el vocero de la Asociación de Campesinos del Sur de Córdoba, José David Ortega, en la zona hay presencia de disidencias de las Farc y las bandas criminales Clan del Golfo y Caparrapos, que están amedrentando a los pobladores.

Prueba de lo anterior es que hace tres días, un grupo de hombres armados propinó una golpiza a dos campesinos que volvieron a la vereda a buscar algunas pertenencias. Les advirtieron que no podían estar en la zona.

Pese a que hay tropas de la Fuerza de Tarea Aquiles, los desplazados señalan que no pueden regresar a territorios porque el control lo ejercen los ilegales que siguen amenazando a los pobladores hasta por mensajes a través de redes sociales. También siembran minas en el territorio durante las noches y las retiran por la mañana, para formar una especie de cerco para evitar el paso de los grupos con los que mantienen una disputa por los territorios sembrados de coca.

Según la Defensoría del Pueblo la situación más crítica la viven los pobladores de las veredas de Río Sucio, Puerto Mutatá, Soledad, Aguas, Rogero, el cabildo Zenú de Buenavista y el cabildo Embera Katío de Cañaveral. También han llegado familias procedentes de Ituango, Antioquia, con lo cual se suman 2.159 personas.

Por su parte, la goberadora de Córdoba, Sandra Devia Ruíz, insistió en que están dadas las garantías para el retorno de las familias, pues en la zona no hay combates, ni el Ejército ha reportado enfrentamientos, ni ha visto grupos armados en la zona.

Ante esa afirmación, el vocero de la Asociación de Campesinos dijo que la mandataria no solo deslegitima la veracidad del desplazamiento contrastado por el Ministerio Público, sino que pretende hacer creer que las familias son las que integran el programa de sustitución que se quieren aprovechar de la situación para acceder a los beneficios del gobierno.

Ejército insiste en garantías

Pese a que los campesinos insisten en que no podrán volver a sus poblaciones, el comandante de la Séptima División del Ejército, brigadier general Juan Carlos Ramírez, aseguró que contarán con todas las garantías para volver a sus territorios.

Insistió en que hay presencia militar en todas las veredas en las cuales las bandas criminales desplazaron a los pobladores y que adelantan operaciones en contra de las estructuras que ocasionaron los masivos desplazamientos desde el pasado 21 de marzo del presente año.

Insistió en que no van a permitir que las bandas criminales, que se disputan el territorio por mantener el control en las rutas del narcotráfico, pongan en vilo la institucionalidad y generen desplazamientos.




Más noticias