<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Víctimas de Turbaco dicen que la Alcaldía no les ha llevado ayudas

Representantes de víctimas del conflicto armado que residen en Turbaco aseguran que, pese a la cuarentena, han tenido que salir a buscar el sustento.

Representantes de las víctimas de la violencia que habitan en el municipio de Turbaco, denunciaron que no han recibido ningún tipo de ayuda de la Alcaldía de esa población, por lo que les ha tocado violar la cuarentena obligatoria para rebuscarse el sustento.

Estas personas habitan los barrios Oro blanco y Villa Mady, además de otros sectores como La Victoria.

Carlos González, representante de las víctimas de Oro blanco y Villa Mady, indicó que no es posible que las más de 200 familias que residen en estos barrios y que recibieron el beneficio de una casa en el pasado gobierno, no hayan recibido un mercado u otras ayudas para aliviar la crisis generada por el confinamiento obligatorio.

“Hay muchas personas pasando física hambre, porque no pueden salir ni siquiera a trabajar. Hacemos un llamado al alcalde Guillermo Torres, para que nos atienda y nos apoye”, dijo el dirigente.

Añadió que “no entendemos por qué no nos atiende en esta emergencia, cuando hay un recurso aprobado en el presupuesto municipal solo para las víctimas; y hoy no tenemos ni comida ni agua, y sin poder salir, porque el maltrato de la Policía es lo que tenemos a la orden del día”.

Señaló que en dos ocasiones han realizado protestas, porque no los escuchan en la Alcaldía, pero estas no han tenido ningún efecto.

Así mismo, otras personas de los barrios Villa Mayra I y II, también se unieron a las peticiones de las víctimas y piden ser escuchados por el Alcalde.

“Es triste no tener qué comer y no poder salir a trabajar, porque las autoridades no nos dejan”, dijo otro líder de Turbaco.

Un vocero de la Alcaldía de Turbaco explicó que desde hace dos semanas se vienen entregando ayudas humanitarias a otras comunidades más vulnerables que Oro blanco, Villa Mady y La Victoria. “Esas personas de mayor vulnerabilidad son las que presentan alguna discapacidad, y para nosotros revisten mayor urgencia. En los próximos días nos dispondremos a atender el resto de comunidades. Entendemos el desespero de las otras comunidades, pero la pandemia agudiza las limitaciones físicas, las cuales se vienen atendiendo de manera histórica”, comentó el funcionario.

Igualmente, aseguró que el alcalde Guillermo Torres ha ido de casa en casa llevando las ayudas, “por lo cual pedimos paciencia a nuestros coterráneos, porque este trabajo no se puede hacer en un solo día”.

Enfatizó en que otro factor que no ha permitido que las entregas sean tan ágiles como quisieran las comunidades, “consiste en que no solo estamos llevando comida, sino también agua potable en las zonas donde no es permanente”.

Más noticias