<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Ola invernal ha dejado 637 viviendas afectadas por el canal del Dique

La UNGRD entregó un balance de las afectaciones que ha dejado esta temporada de lluvias en los municipios ubicados cerca al canal del Dique. Hay casi 3 mil damnificados en Bolívar.

La ola invernal sigue causando estragos en Bolívar, particularmente por las inundaciones derivadas del canal del Dique, el cual transita por varias poblaciones de este departamento.

Lea aquí: “Necesitamos obras de mitigación”: alcaldes de la subregión del Dique

Un informe realizado por la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) sobre los eventos registrados entre el 15 de enero y el 24 de agosto del 2022 reveló que en ese lapso se presentaron 16 desbordamientos en el canal, los cuales dejaron 637 viviendas afectadas y 2.924 personas damnificadas.

“El mayor número de precipitaciones se presentó en los meses de junio, marzo, mayo y finales de agosto, sin embargo, las de mayor intensidad se registraron en los meses de enero y julio de este mismo año”, detalló la UNGRD.

En total se inundaron 44 hectáreas y los municipios con las mayores afectaciones fueron San Estanislao, Santa Rosa y la capital del departamento, Cartagena.

La autoridad nacional resaltó que como la temporada de lluvias continuará se pueden producir nuevas inundaciones en las poblaciones aledañas al canal y en áreas cultivables, por lo cual los Consejos Departamentales de Gestión del Riesgo de Desastres monitorean constantemente los niveles de esta hidrovía.

Al respecto, el director de la Oficina Asesora para la Gestión del Riesgo de Desastres de Bolívar, José Ricaurte, manifestó que como entidad han brindado apoyo con maquinaria amarilla a los diferentes alcaldes para atender de manera colectiva los puntos críticos y mitigar la situación de riesgo producida por las precipitaciones.

2.294
personas han resultado damnificadas en Bolívar por los desbordamientos del canal del Dique.

De igual manera, aseguró que los alcaldes, como directos responsables de la gestión del riesgo en sus territorios deben hacer consejos municipales de gestión del riesgo e identificar el número de puntos críticos y afectados con el fin de reorientar sus recursos, fortalecer el Fondo Municipal de Gestión del Riesgo y así atender a la población.

Daños a estructuras

Ricaurte señaló que es necesario que las comunidades trabajen de la mano con los alcaldes en las acciones de mitigación del riesgo y apoyen la conservación de las estructuras de contención que se construyen con ese propósito.

“Muchas veces se han producido fracturas por actuaciones de las mismas comunidades. Eso se ha visto en San Estanislao, Soplaviento, Calamar y San Cristóbal”, explicó Ricaurte, quien afirmó que estas conductas van en contra de los esfuerzos que realiza el departamento con los municipios para reducir los efectos de la ola invernal.

El funcionario también advirtió que hay embarcaciones que transitan por el canal del Dique que producen socavaciones y debilitan las estructuras, por lo cual pidió mayor control al Ministerio de Transporte, la Inspección Fluvial, Cormagdalena y a las mismas navieras para que cuenten con un plan de gestión del riesgo que evite mayores afectaciones a las comunidades ribereñas.

¿Y el megaproyecto?

El megaproyecto de “Restauración de los Ecosistemas Degradados del Canal del Dique” nació precisamente por las afectaciones que produjo el fenómeno de La Niña en los años 2010 y 2011 en los departamentos de Bolívar, Atlántico y Sucre.

El megaproyecto, que consiste en la construcción de dos sistemas de esclusas en las poblaciones de Calamar y Puerto Badel y otras obras de interconexión entre las ciénagas del área de influencia del canal, promete controlar el nivel del agua y así mitigar las inundaciones.

Actualmente la adjudicación del proyecto se encuentra suspendida mientras se realizan reuniones con las comunidades a las que impactarán las obras.




Más noticias