<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

“No va Autopistas del Caribe”: Mintransporte sobre intervención de La Cordialidad

El ministro de Transporte también expuso que la concesión vial Autopistas del Caribe, para mejorar conectividad entre Bolívar y Atlántico, no logró su cierre financiero.

La reciente declaración del Ministro de Transporte, William Camargo, sobre la terminación del contrato de concesión de Autopistas del Caribe, removió el interés sobre los peajes en la región y en el país.

La concesión, destinada a mejorar la conectividad entre Bolívar y Atlántico a través de la intervención de 253 kilómetros de la vía La Cordialidad, no logró su cierre financiero y deberá entrar en etapa de reversión. Camargo indicó que, “el recaudo que habían logrado los otros peajes y alimentaba la subcuenta, ya no permite cubrir la pérdida de ingresos del peaje de Tubarco; se ha generado un hueco inmenso que botó al piso, literalmente, la posibilidad de que esa concesión se haga”. Le puede interesar: Cómite Doble Calzada se pronuncia sobre exenciones en peaje de Turbaco

Sobre la decisión, el ministro de Transporte le dijo a El Universal que era algo que venían advirtiendo: “desafortunadamente, estas concesiones tienen unos esquemas de creación de sus cuentas para financiar el riesgo de recaudo de peaje. Aquí tuvimos una desafortunada gestión de ese ejercicio que, por más que tratamos de convencer a las comunidades de la conveniencia de tenerlo, nos está llevando a que la concesión empieza a tener un déficit de recursos que la está haciendo inviable”. Recalcó que ahora, la tarea que tiene la ANI es afrontar esa atención que existe allí.

Y continuó: “En lo personal, no soy optimista de que el proyecto pueda hacerse bajo el esquema concesionado. Es un ejercicio que tenemos que revisar con la ANI, pero hay otros mecanismos que van a demorar la intervención. Posiblemente nos den un espacio fiscal diferente para desarrollarlo, pero inicialmente lo que nos indican los indicadores es que la concesión bajo el esquema que inicialmente se va previsto ya no es viable porque no tiene recursos que garanticen la construcción y operación y mantenimiento de los kilómetros inicialmente tenía como alcance”.

Por su parte, la Concesión Autopistas del Caribe, dijo que el impacto se extiende más allá de la economía, afectando aspectos cruciales para los ciudadanos de la región. La interrupción de las labores de mantenimiento de la vía podría llevar a un deterioro acelerado de las condiciones del corredor vial, comprometiendo la seguridad vial y el confort de los usuarios.

Esta decisión del Gobierno Nacional no solo afectará la infraestructura vial, sino que también tendrá consecuencias económicas y sociales de gran alcance. Con la terminación anticipada de este proyecto, se pierde una inversión de $4.3 billones para la región, se impacta directamente la competitividad de las regiones y se compromete el crecimiento económico, aumentando el desempleo y disminuyendo la calidad de vida, añadió la concesión.

Además, la terminación del contrato implicará la reducción de la fuerza laboral, la terminación de contratos con proveedores y contratistas, y el cese de actividades sociales, ambientales y prediales que beneficiaban a las comunidades a lo largo de la vía.

La terminación del contrato de concesión de Autopistas del Caribe representa un revés significativo para el sector de infraestructura en Colombia. Construir iniciativas de este tipo puede tomar más de 5 años en consolidarse, lo que retrasará el desarrollo de la región y del país en su conjunto.

En su comunicado, la concesión aseguró que, a lo largo de los años, ha mostrado interés en ser parte de la solución y ha participado activamente en diferentes escenarios de discusión y trabajo. Sin embargo, la estigmatización, la persecución y los ataques violentos, impulsados por diversos sectores, han obstaculizado su labor y han contribuido a la situación actual. Lea aquí: ‘Piques’ ilegales en Turbaco: 30 motos inmovilizadas dejan operativos en las vías

Insistió además en que es crucial que se busquen soluciones alternativas para garantizar la continuidad de la inversión en infraestructura vial en la región Caribe y en Colombia en general.

Más noticias