<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Lluvias siguen causando estragos en municipios de Bolívar

Habitantes de Morales, Simití y Clemencia piden atención ante las afectaciones que han sufrido por el desbordamiento de arroyos y ríos. La Oficina Asesora para la Gestión del Riesgo toma medidas.

Las lluvias siguen causando emergencias en distintos puntos del departamento de Bolívar. En los últimos días se reportaron desbordamientos en los arroyos Grande, El Jorrito, Hormiguero y Chiquito, en el municipio de Clemencia, dejando a más de 350 familias afectadas. Además, se conoció que debido al aumento del nivel del río Magdalena, los habitantes de los municipios de Morales y Simití, en el sur de Bolívar, tuvieron que desalojar sus viviendas por precaución.

“El desbordamiento del arroyo Chiquito afectó la zona urbana de Clemencia, erosionando algunas viviendas del barrio Nuevo Mundo, en la cabecera municipal. Esto debido a que la crecida del arroyo Chiquito hizo que también aumentaran los otros que se encuentran en el municipio, haciendo que el agua corriera”, comentó Raúl Cabarcas, alcalde de Clemencia. Lea aquí: Balance de damnificados por aumento del nivel del Dique

En este municipio de Bolívar, según un censo realizado por la Unidad de Asistencia Técnica Agropecuaria (Umata), resultaron afectados 350 predios con cultivos de yuca, plátano, maíz, arroz y frijol. “En total hay afectadas más de 500 hectáreas, de las que dependen más de 1.750 personas”, dijo Cabarcas. Añadió que le solicita a la Gobernación de Bolívar y a la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres que se realicen obras en algunos puntos críticos del municipio para evitar más inundaciones.

A punto de inundarse

Debido a una creciente súbita del río Magdalena, los pobladores de Simití y Morales están en alerta. Temen que el río se desborde, ocasionando grandes inundaciones en la ribera de ambos municipios, impactando incluso a las cabeceras municipales. Por eso algunos han preferido salir de sus casas como una medida de prevención. Lea aquí: Aumento del nivel del Dique sigue causando estragos en Bolívar

El mayor temor que tienen estos habitantes del sur de Bolívar es que la represa de Sogamoso, también conocida como Hidroeléctrica del Río Sogamoso, que está en Santander, libere agua que tiene almacenada, que bajaría por el río Magdalena, inundando así varias regiones del país.

Aunque este riesgo no ha sido confirmado por las autoridades, los campesinos le piden al Gobierno nacional que tome las medidas pertinentes.

“No queremos que las ciénagas Simití, El Popal, La Hondilla, El Dique y La Simoa, que ya están en su punto máximo, reciban ese agua almacenada en cualquier momento y nos inundemos hasta el cuello. Por eso pedimos soluciones inmediatas”, comentó Carmelo Valderrama, habitante de Simití.

Así mismo, señaló que en esta zona del departamento están débiles los jarillones de los corregimientos de El Dique y Paredes de Oraría, en Morales; y los de La Hondilla, Garzal y Campo Payares, en Simití. Pese a que los jarillones están siendo reforzados con piedras y otros elementos, con la ayuda de maquinaria amarilla, no tienen la suficiente fuerza para soportar las corrientes de agua.

Sigue la atención

Ante las emergencias que ha causado esta segunda temporada de lluvias, la Oficina Asesora para la Gestión del Riesgo de Bolívar ha estado brindando atención a más de 12 municipios afectados por el aumento de las lluvias, lo que ha ocasionado inundaciones y el rompimiento de jarillones.

“Hemos estado brindando ayuda humanitaria a las familias afectadas por las inundaciones y con el banco de máquinas de la Gobernación se ha trabajado en los municipios de San Juan Nepomuceno, Córdoba, Margarita, Zambrano, San Jacinto del Cauca, Montecristo, Magangué, Villanueva, Simití, Achí, Regidor, Río Viejo y demás municipios afectados”, explicó José Ricaurte, director de la entidad.

Ricaurte añadió que seguirán brindando la ayuda necesaria a todos los municipios que lo requieran.




Más noticias